700.000 ahorristas adquirieron dólares para atesorar en octubre

Supone el 41% de los depositantes a plazo fijo; compraron US$ 446,3 millones, el 55% del swap chino.

Por |
No sólo marcó un nuevo máximo por montos, sino que también lo hizo por la cantidad de contribuyentes.

No sólo marcó un nuevo máximo por montos, sino que también lo hizo por la cantidad de contribuyentes.

01deNoviembrede2014a las08:59

La compra de moneda extranjera para atesoramiento alcanzó más de un récord en octubre: no sólo marcó un nuevo máximo por montos (alcanzó los US$ 446,3 millones), sino que también lo hizo por la cantidad de contribuyentes (698.239) que demandaron divisas con fines de ahorro.

El nuevo pico se dio en el marco de la marcada recuperación que el valor del dólar estadounidense comenzó a mostrar en los últimos meses en el mundo y de la férrea decisión del Gobierno para intentar aislarse de ese efecto manteniendo su precio de cambio prácticamente congelado (lo actualizó apenas 0,83% en el mes) a nivel local, lo que estimula su demanda.

"Mientras los principales países de la región, otros emergentes y Europa fueron convalidando tipos de cambio más depreciados contra el dólar estadounidense, la Argentina se mantuvo contra la corriente. Desde los máximos de fines de junio, América latina, depreció sus monedas entre 8-11% promedio, con la excepción de la Argentina, que lo hizo un 3,6% con el agregado de que esa depreciación nominal se transforma en una apreciación real de 10,5% si se toma el diferencial promedio de inflación", advirtió esta semana el informe financiero que elaboran conjuntamente las consultoras Quantum y Econométrica.

 

La venta de divisas para ahorro marcó un récord por cuarto mes consecutivo y resultó 18% promedio mayor -en montos y operaciones- a las ventas de septiembre. A su vez, duplicaron el nivel de julio.

Los datos muestran que la avidez resurgió apenas comenzaron a declinar las liquidaciones del sector cerealero (el aportante de divisas más estable en los últimos años) y apenas el Banco Central (BCRA) volvió a resignar reservas, una tenencia que ahora logró recomponer parcialmente gracias al ingreso del swap chino.

La suma adquirida por los ahorristas equivale al 55% del ingreso por US$ 814 millones que el BCRA computó en las reservas al entrar 5177 millones de yuanes procedentes de ese canje de monedas.

La demanda fue alentada, en buena medida, por la ampliación que en los últimos meses registró la brecha abierta entre el precio del dólar en el mercado oficial y en el paralelo, que araño el 90% hace un mes, aunque el retroceso del 9% que mostró el billete en este último segmento ayudó a recortarla ahora al 68 por ciento.

LA SUBA DE TASAS NO TENTÓ

La cantidad de contribuyentes que pasaron por ventanillas de bancos y agencias de cambio con la autorización de la AFIP para comprar representa el 41% de los 1,7 millones de ahorristas que mantienen plazos fijos en el sistema bancario local, lo que da una idea de la dimensión que alcanzó nuevamente la fiebre dolarizadora.

En este sentido, vale observar que pese a que el BCRA obligó desde el 8 de octubre a los bancos a subir en 4 puntos la tasa de interés que pagan por los plazos fijos en pesos (del 18,5 al 22,9% anual) este tipo de depósitos apenas crecieron en unos $ 1400 millones, mientras unos $ 2450 millones se volcaron a la compra de divisas.

Desde la entrada en vigencia de este régimen, que permite convertir hasta el 20% de los ingresos en blanco en divisas siempre que éstos sean superiores a los $ 8800 al mes (con un tope máximo de US$ 2000), los contribuyentes realizaron 3,37 millones de operaciones de compra mediante las que adquirieron US$ 2137 millones, a razón de US$ 632,5 por vez.

El 91% de esos dólares salieron a la calle y sólo el 9% quedó depositado en cuentas bancarias.

Temas en esta nota