Repensando el negocio agrícola

La dirección de la empresa parece ser uno de los aspectos fundamentales a la hora de reflexionar sobre el negocio agrícola y es en el marco del Seminario de Comercialización de Granos donde se abordan estos temas.

Por
Ricardo Negri: "Como fortalecer y flexibilizar el negocio" en el 16° Seminario de Comercialización de Granos.

Ricardo Negri: "Como fortalecer y flexibilizar el negocio" en el 16° Seminario de Comercialización de Granos.

07deNoviembrede2014a las15:19

En el Seminario de Comercialización de Granos que se lleva adelante hoy en la Capital Federal, Ricardo Negri (h), líder de Investigación y Desarrollo de AACREA, consideró cómo manejar el negocio agropecuario en el actual contexto.

“Se enfrenta una campaña con alta incertidumbre, que implica un riesgo alto para los decisores. Simultáneamente, se debe trabajar con una baja de precios, aumento de costos y una importante presión tributaria”, afirmó inicialmente.

En ese marco, una pregunta importante que deben hacerse los productores es: ¿Qué riesgo quiero asumir? “Este interrogante hay que considerarlo con toda la familia, porque asumir ese riesgo impacta sobre todos y cuando el resultado es malo, luego todos tienen que poner el hombro”, alertó.

Otra pregunta importante es: ¿Qué niveles tecnológicos estamos dispuesto a utilizar? Hay una tendencia a disminuir tecnología frente a un escenario de precios bajos. “El riesgo es pensar que bajando algunos costos se mantienen los rendimientos en la planilla de Excel. Esto funciona sólo en el Excel, ya que los riesgos son mayores en los planteos que tienen menores niveles tecnológicos”, advirtió el orador.

CONDUCTAS EMPRESARIAS

Igualmente, antes de decidir qué hacer en el campo hay que analizar cómo está la empresa. Negri propuso evitar el bloqueo mental ante un escenario complejo: “El lote no se puede dejar sin cultivar porque los impuestos hay que pagarlos. No es una solución válida hacer nada”.

En esa línea de ideas, dijo que “las decisiones y las respuestas más importantes están dentro de la empresa y no fuera de ella”. Por ejemplo, sería un error de las empresas que hoy están fuertes no hacer nada y no asumir riesgos. Por su parte, las empresas débiles no siempre pueden asumir riesgos como los de esta campaña, ya que las pérdidas patrimoniales potenciales podrían ser muy importantes.

A modo de síntesis, dijo que “las empresas viables en este contexto son las que cuentan con estructuras profesionales, con muy buenos registros, que toman decisiones en tiempo y forma y se aseguran la ejecución tal como fue pensada, lo que reduce los márgenes de error. Son empresas que aceptan el desafío de ajustar su planteo al nuevo modelo de negocios imperante, ya que éste no se puede cambiar. Estas empresas respaldan una buena producción con una sólida estrategia impositiva y comercial”. 

Temas en esta nota