Bonos en dólares suben fuerte, pero aún rinden hasta 14%

Hubo cierta inyección de ánimo en los inversores que lentamente volvieron a apostar a los títulos públicos.

Por
10deNoviembrede2014a las08:11

La primavera cambiaria y la pax armada con los fondos buitre inyectó cierto ánimo en los inversores que volvieron a apostar a los títulos públicos. Así lo reflejó el retroceso del riesgo-país, sobre todo, sobre el fin de la semana pasada que acumuló una baja de casi un 4% a niveles de 660 puntos. Claro que también esta bonanza hizo que retrocedieran los rendimientos de los bonos, principalmente, como en el caso de los dolarizados, el Global 17 y el Discount tanto ley nacional como externa.

Entre los papeles del tramo de la curva de mediano plazo hubo una mayor preferencia por el Global 17 que subió un 6% semanal y más del 9% en el mes, frente, por ejemplo al Bonar 17 que avanzó un 2,8% en la semana y el 7,7% en el mes. En este caso, el rendimiento del Global 17 acusó una merma semanal de 270 puntos en el rendimiento anual que bajó al 14,3%, aunque sigue siendo mayor al del Bonar 17 que ofrece un retorno del 11,6%.

Los otros papeles que se destacaron por su performance semanal fueron los Discount, que en el caso del emitido bajo ley local registró una suba de cotización del 4,1% frente al 4,5% del regido bajo ley externa. De modo que el rendimiento de estos títulos de largo plazo bajaron a niveles del 10,7% y un 9,7% anual respectivamente cuando un mes atrás ofrecían un 11,8% y el 11,1% en cada caso.

El panorama general de rendimientos de la deuda soberana en dólares muestra tasas mínimas del 7,8% hasta un 13,1%, muy similar a los vigentes a fines de 2012, pero bien lejos de los de fines de 2013 o del último año. 

Entre los de menor plazo, el que más rinde es el Boden 15 con un 13,1% mientras que los de mediano plazo rondan entre un 9,8% y el 14,3%. En el otro extremo, los títulos del canje de deuda no ofrecen más que el 10,7%, pero en general las tasas son del 8% promedio.

Las reservas se han estabilizados en niveles de 28.000 millones de dólares y eso ha tranquilizado, un poco, las preocupaciones del corto plazo de los inversores. Lo que fue posible por la mejor liquidación de divisas de los exportadores y la entrada en operación de acuerdos con bancos centrales mediante swaps de reservas. Para los analistas estos refuerzos aparentes de las reservas sirven como puente para conseguir financiamiento en 2015. "En definitiva, implica disponer de algún tiempo para plantear soluciones, pero paradójicamente reduce los incentivos para hacerlo", señala la consultora Empiria.

A esto se suma el efecto de las colocaciones de deuda soberana recientes en mercado local que descomprimen, levemente, el accionar del Banco Central auxiliando al Tesoro. Otro ingrediente a tener en cuenta es la baja de las tasas de interés. "Si el BCRA decidiera reducir las tasas de Lebac, la presión a la baja en las tasas de interés será veloz y efectiva. Y en un contexto en el que las autoridades económicas se tranquilicen respecto del mercado cambiario, no será improbable que dispongan bajas en las tasas de Lebac. No esperamos que ello ocurra antes de fin de año, pero la probabilidad crecerá significativamente a inicios de 2015", agrega Empiria.

Temas en esta nota