Córdoba anticipó que aumentará un 30% el impuesto inmobiliario rural

En los últimos tres años se intensificó la carga fiscal sobre el agro cordobés. Néstor Roulet, ex presidente de la cordobesa Cartez, advierte sobre la situación.

Por
Néstor Roulet, ex presidente de la cordobesa Cartez, advirtió que los sectores productivos, jaqueados por la coyuntura de precios y el aumento de costos, necesitan que baje la presión impositiva.

Néstor Roulet, ex presidente de la cordobesa Cartez, advirtió que los sectores productivos, jaqueados por la coyuntura de precios y el aumento de costos, necesitan que baje la presión impositiva.

22deNoviembrede2014a las05:57

La presión impositiva que asedia al agro, en Córdoba se incrementa (a pesar de que la cotización internacional de los granos se derrumbó en los últimos meses) con un aumento del 30% en el tributo territorial rural a partir de 2015, anunció el Gobierno cordobés hace unos días.

Necesidad de bajar la presión impositiva

Néstor Roulet, ex presidente de la cordobesa Cartez, advirtió que los sectores productivos, jaqueados por la coyuntura de precios y el aumento de costos, necesitan que baje la presión impositiva. Para ejemplificar hasta qué punto se incrementó la carga fiscal, Roulet calculó cuántos kilos de soja, litros de leche y kilos de carne se necesitaban hace tres años para pagar el inmobiliario rural en esta provincia y cuántos será necesarios a partir de ahora.

En esta provincia, en el 2011 había que vender 59 kilos de soja para pagar el porcentaje del tributo rural por hectárea. Con la actualización del 30%, habrá que desembolsar 135 kilos de soja (más del doble) para atajar el incremento de este impuesto.

En Córdoba, el aporte impositivo del agro creció más de un 600% en los últimos siete años. En el caso de la lechería, Roulet precisó que en el 2011 se necesitaban 30 litros de leche por hectárea para pagar este impuesto, y ahora son 86 litros. Calculado en carne bovina, la diferencia también es significativa: 2,48 kilos de ternero en 2011 y en la actualidad 7,51 kilos.

“En los últimos trabajos relacionados con márgenes del sector agropecuario, quedó en claro que por la falta de rentabilidad, el campo no soporta ningún aumento tributario. Es más, cuando calculamos el resultado final de la soja, concluimos que la única manera del que sea positivo era bajando esta presión impositiva”, argumentó Roulet.

Más dificil cubrir el tributo territorial rural

Esta brecha significa que el campo debe comercializar mucho más producto para cubrir el tributo territorial rural. “Mientras en el 2008 se necesitaban 238.000 toneladas de soja para pagar el aporte provincial hoy la producción necesita un 150% más de soja: 590.000 toneladas”, destacó el trabajo.

En Córdoba, el aumento de la tasa vial también exigirá un esfuerzo extra para el campo. Según la estimación de Roulet, la agricultura cordobesa consume unos 533 millones de litros de gasoil (siembra, cosecha y transporte de los granos, entre otras actividades) y la lechería 280 millones de litros (más de 800 millones de litros, entre las dos actividades).

Con este consumo de combustible, estos dos sectores van a aportar 325 millones de pesos en concepto de tasa vial. “Son 122 millones de pesos más que este año”, concluyó Roulet. 

Temas en esta nota

Load More