El Gobierno anunció el pago anticipado del Boden 2015

Los tenedores podrán acceder entre el 10 y el 12 de diciembre de forma "voluntaria" a u$s 97 por cada u$s 100 nominal o podrán canjearlos por el Bonar 2024, que rinde menos

Por
A la vez informó que el Gobierno emitirá un bono en dólares por u$s 3.000 millones.

A la vez informó que el Gobierno emitirá un bono en dólares por u$s 3.000 millones.

05deDiciembrede2014a las08:05

El ministro de Economía Axel Kicillof anunció ayer la decisión de cancelar de forma anticipada el pago del vencimiento del Boden 2015 por u$s 6700 millones para dar por descartada la posibilidad de un incumplimiento y a la vez informó que el Gobierno emitirá un bono en dólares por u$s 3.000 millones.

Al realizar el anuncio, el ministro precisó que la recompra de bonos será "voluntaria", se realizará el 10 y 12 de diciembre y que los tenedores que así lo deseen podrán acceder a efectivo o al Bonar 2024, titulo emitido por el Gobierno para pagarle al grupo español Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF.

El del Boden 2015 es el mayor vencimiento de deuda que tiene el Gobierno el próximo año y en el mercado había dudas acerca de su pago por la escasez de divisas que presenta la economía argentina.

En conferencia de prensa, Kicillof aseguró que el objetivo del anuncio es dar certidumbre y dejar en claro que la Argentina tiene voluntad de pago y los fondos suficientes para hacer frente a sus obligaciones.

En ese sentido, el ministro aseguró que la medida fue tomada para "cortar de cuajo el ataque especulativo" que el Boden 2015 está sufriendo, en medio de la disputa de la Argentina con una porción de holdouts.

El ministro aseguró que "el vencimiento del Boden 2015 configura junto al Bonar X de 2017 el mayor esfuerzo para las arcas del país hasta el año 2033", dado que entonces se deberá pagar el Discount y en 2038 el Par.

Una de las tres propuestas que el ministro de Economía desplegó consiste en pagar en forma "voluntaria y anticipada" entre el 10 y el 12 de diciembre los Boden 2015 a un precio fijo "similar al de mercado" de u$s 97 cada u$s 100 valor nominal. Si los inversores decidieran aceptar esta propuesta hoy perderían plata teniendo en cuenta que ayer el bono subió a u$s 98 y su rendimiento bajó a 11,5%.

"Eso le traerá al país un ahorro de u$s 10 por bono dado que quienes decidan cobrar en octubre de 2015 -fecha en la que vence el título- percibirán unos u$s 107 por capital e intereses. Pero si cobran ahora van a evitarse toda la incertidumbre", dijo Kicillof para convencer a los acreedores.

"Si no vienen, si no se acogen, quiere decir que ese movimiento (que registra la cotización y el rendimiento del bono en el mercado) es puramente especulativo y propagandístico. Y si vienen, Argentina registrará un ahorro por la pequeña quita de capital. En los dos casos, el país sale bien parado", afirmó.

La segunda propuesta del Gobierno para los tenedores consiste en canjear el Boden 2015 por el Bonar 2024, que vence en 10 años y rinde 9,75%. Los que opten por esta alternativa cobrarán primero los intereses del Boden 2015 hasta el día en que entreguen esos títulos, que tendrán un valor reconocido de u$s 99,7 por cada u$s 100 valor nominal, un precio mejor que el que recibirán los que elijan cobrar en efectivo.

Además, Kicillof anunció la emisión de bonos Bonar 2024 por u$s 3.000 millones, a un precio fijo de u$s 96,20. La operación será realizada a través del Banco Nación bajo legislación argentina dado que el Gobierno ha decidido "no pagar ni un sólo dólar" en comisiones a entidades privadas.

"Esta propuesta de pago anticipado, canje y emisión es para demostrar que tenemos capacidad y voluntad de pago y que la Argentina no es promercado ni antimercado sino un país soberano", remarcó el titular del Palacio de Hacienda.

Fuentes oficiales aseguraron a este diario que la medida no había sido adelantada a inversores ni fondos por lo que no hay ningún "preacuerdo" que establezca un mínimo de adhesión pero destacaron que "en todos los foros internacionales se manifestó voluntad de invertir en la Argentina" y volvieron a repetir uno de los conceptos vertidos por el ministro en la conferencia: "Si nadie ingresa quiere decir que no hay ninguna incertidumbre respecto de la capacidad de pago del país, y quien ingrese confiará en las perspectivas de más largo plazo".

Temas en esta nota