El petróleo perforó la barrera de los u$s 60 el barril

Mientras la caída del crudo perjudica a los países que dependen de la exportación de ese commoditie, en Estados Unidos impulsa la demanda y la confianza de los consumidores

Por
Esta caída en los valores del petróleo perjudica principalmente a los países cuyas exportaciones de crudo son vitales para su economía.

Esta caída en los valores del petróleo perjudica principalmente a los países cuyas exportaciones de crudo son vitales para su economía.

12deDiciembrede2014a las08:17

El petróleo de Texas (WTI) cayó ayer 1,62% y cerró a u$s 59,95 el barril, con lo que perdió la barrera de los u$s 60 por primera vez en cinco años, un día después de desplomarse más de un 4,5%. 

Al cierre de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en enero cayeron 99 centavos de dólar respecto a la clausura del miércoles. 

El crudo de referencia en Estados Unidos y en la Argentina se ha depreciado en lo que va de semana casi un 9% y continúa bajo presión por un exceso de oferta de los principales exportadores y su incapacidad de ponerse de acuerdo para recortar la producción. 

Por su parte, el crudo Brent para entrega en enero, de referencia en Europa y el resto de los mercados internacionales, cerró ayer con un descenso del 0,87% y se situó en u$s 63,68. 

Esta caída en los valores del petróleoc, que perjudica principalmente a los países cuyas exportaciones de crudo son vitales para su economía, está beneficiando a Estados Unidos que registró varios indicadores económicos mejores de lo previsto sobre el mercado laboral, las ventas minoristas y el gasto de los consumidores. 

La peticiones del subsidio por desempleo bajaron la semana pasada en 3.000 y se situaron en 294.000, por debajo de lo que esperaban los analistas, mientras que las ventas minoristas subieron ese mismo mes un 0,7%. 

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, estimó que el actual descenso en los precios del petróleo es como "un recorte de impuestos para la economía" y señaló que tendrá efectos "claramente positivos". 

"Estamos viendo cómo la economía estadounidense está avanzando con creciente fortaleza y los bajos precios de la energía va a ser un empujón a la demanda y la confianza de los consumidores", explicó Lew en una entrevista en la cadena televisiva CNBC. El gasto de los consumidores representa en Estados Unidos cerca del 70% de la actividad económica total. 

El precio de la nafta se encuentra en el nivel más bajo desde 2010, por debajo de los u$s 3 por galón (u$s 0,84 por litro), espoleado por el "boom" energético nacional. 

Por ello, agregó Lew, los efectos sobre la independencia y seguridad energética son "claramente positivos". 

"Creo que es una historia de éxito el hecho de que estemos produciendo petróleo en la cantidad en la que estamos haciéndolo actualmente", subrayó. 

Este "boom" se debe principalmente al desarrollo de la nueva tecnología de "fracturación hidráulica" o "fracking", que permite acceder a bolsas de petróleo y gas en zonas a las que anteriormente no se podía llegar. 

Los economistas de Moody’s Analytics estiman que los consumidores ahorran alrededor de u$s 1.000 millones en un año con cada centavo que baja el precio del petróleo. 

Los precios más bajos de la energía también contienen la inflación importada. 

Un informe del Departamento de Trabajo mostró que los precios de las importaciones de Estados Unidos registraron su mayor caída en casi dos años y medio en noviembre. 

La economía estadounidense ha consolidado su recuperación en los últimos seis meses, con una tasa de crecimiento anualizada por encima del 3% y un paulatino descenso de la tasa de desempleo hasta el 5,8%, la más baja desde 2008.

Temas en esta nota