Kicillof contra buitres: se aleja la chance de un acuerdo

Sostuvo que el Gobierno puso sobre la mesa "una pila de u$s 6.700 millones para cancelar, pero los bonistas eligieron no cobrar".

Por
"Hay una lectura muy parcial del otro lado, y bastante interesada", cuestionó el número uno del Palacio de Hacienda al ser consultado sobre las críticas.

"Hay una lectura muy parcial del otro lado, y bastante interesada", cuestionó el número uno del Palacio de Hacienda al ser consultado sobre las críticas.

15deDiciembrede2014a las08:07

El ministro de Economía, Axel Kicillof, apuntó ayer contra los fondos buitre y sostuvo que en enero, cuando expire la cláusula RUFO, los holdouts deberán "plantearse de nuevo el escenario". "En enero, pasada la cláusula RUFO, son ellos los que tienen que plantearse de nuevo el escenario", dijo el ministro, al tiempo que advirtió: "No es el país el que se va arrastrar por el desierto buscando el último dólar".

En declaraciones a Radio Nacional Rock, Kicillof reiteró que el canje del Boden 2015 reflejó "un fuerte espaldarazo de confianza". Sostuvo que el Gobierno puso sobre la mesa "una pila de u$s 6.700 millones para cancelar, pero los bonistas eligieron no cobrar". El funcionario consideró que hay "una sola lectura posible" de los resultados de la operatoria lanzada la semana pasada: es la que indica que se registró una "demostración de confianza" de los inversores al país.

"Hay una lectura muy parcial del otro lado, y bastante interesada", cuestionó el número uno del Palacio de Hacienda al ser consultado sobre las críticas de algunos analistas, economistas y medios de prensa que señalaron como un fracaso la operación. Cabe aclarar que sólo el 2% de los tenedores de Boden 2015, unos u$s 175 millones de dólares sobre un total de u$s 6.700 millones, pidió cobrarlos en efectivo, mientras que u$s 377 millones fueron canjeados por los Bonar 2024.

"Como somos conscientes de que la situación con los fondos buitre ha generado muchos rumores sobre la situación de la Argentina sobre si puede pagar, hicimos esta oferta a los bonistas", remarcó el funcionario nacional. "Pusimos una pila de billetes arriba de la mesa y les dijimos a los bonistas: 'Elijan qué prefieren, los billetes o los bonos argentinos'. Nos encontramos con una enorme confianza, porque nada más que u$s 175 millones de u$s 6.700 dijeron me llevo los dólares", apuntó.

Y en ese sentido, aseguró: "Si no hubiera confianza, y hubiera miedo, dudas sobre la capacidad de pago, voy como bonista y me llevo los billetes. Esto significa que los u$s 6.700 millones volvieron a entrar, porque se los dimos. Les dijimos: 'Si tienen miedo, bueno, llévense sus dólares'".

Temas en esta nota

Cargando...