En Uruguay, precios de leche al productor se mantuvieron altos

El precio de la leche al productor en Uruguay se mantuvo en niveles que son históricamente altos al cierre de 2014.

Por
El sector continuó con el proceso de alta tecnificación que venía de años atrás. Foto: Archivo.

El sector continuó con el proceso de alta tecnificación que venía de años atrás. Foto: Archivo.

07deEnerode2015a las18:59

Medido en pesos uruguayos, el récord fue marcado por los $ 10,6 por litro (en abril) debido a la variación del tipo de cambio y a la valorización de la leche en polvo, principalmente en el segundo semestre de 2013 (integra el ejercicio productivo). A partir del segundo trimestre de 2014 comenzó una baja de valores de los lácteos en el mercado internacional que le pegó duro a los tambos.

En Uruguay, los valores que recibieron los tamberos acompañó esa tendencia del mercado internacional, pero según Opypa registró una caída más lenta y de mayor magnitud, que determinó el mantenimiento de los precios por encima de los valores promedio históricos.

La remisión de leche a planta registró una caída de 1,5% anual quebrándose la tendencia al alza que había pautado los cuatro años previos a 2014. Según Opypa, la baja productiva se mantendría durante el primer semestre de 2015, pudiéndose neutralizar recién en la primavera si el clima ayuda a los tambos.

A nivel de precios, sigue la incertidumbre de ajuste a la baja, manteniéndose la tendencia desde el cierre de 2014.

A nivel del mercado mundial, el escenario es bastante preocupante, principalmente para el primer semestre, con una mayor oferta de leche a nivel de los grandes productores de Oceanía y la Unión Europea, acompañada de una demanda debilitada de los principales importadores, como lo son Rusia, Venezuela, cercano Oriente, y Norte de África, señala el informe de Opypa publicado en su anuario 2014. En caso de Uruguay, la dependencia del mercado venezolano agrega una mayor incertidumbre. La desaceleración de las economías de Brasil y China también afectarán el mercado.

Atípico.

Para los tambos el 2014 fue un año atípico. Hubo meses récord en la remisión, como lo fueron agosto y septiembre, pero aunque se esperaba una buena primavera, en los hechos no se concretó por los temporales registrados en octubre.

Temas en esta nota