Alertan por impacto negativo de crisis rusa en economías regionales

Para tomar real dimensión, conviene prestar atención a la participación del mercado ruso en las exportaciones de las economías regionales.

Por
Las uvas frescas del Alto Valle y de Mendoza son tan sólo uno de los tantos productos argentinos que se verán afectados por la caída de exportaciones.

Las uvas frescas del Alto Valle y de Mendoza son tan sólo uno de los tantos productos argentinos que se verán afectados por la caída de exportaciones.

08deEnerode2015a las08:10

El rublo ruso se devaluó entre enero y diciembre de 2014 un 70%. El valor del dólar estadounidense pasó de 33 rublos a 56. Esto significa una pérdida del poder de compra de la moneda de la Federación Rusa.

Consecuentemente, durante 2015 la crisis en Rusia puede provocar una compleja situación en aquellos sectores para los que el comercio con ese país tiene una gran relevancia.

Si bien la Federación Rusa representa el 3,6% del total del comercio exterior argentino, para algunas economías regionales este mercado es vital: en algunos casos se trata del destino del 40% de sus exportaciones. Por lo tanto, muchas de las economías regionales se verían afectadas en mayor medida por esta crisis, sostuvo ayer un informe del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina.

Tal es el caso de la producción de frutas, como manzanas, peras y uvas frescas en el Alto Valle y Mendoza; los limones, azúcar y las frutas secas en el NOA; los cítricos dulces (naranjas y mandarinas) en el NEA y las carnes congeladas, manteca y quesos, y la producción de maní en la región central.

Real dimensión del impacto negativo

Para tomar real dimensión del impacto negativo en el sector productivo argentino, conviene prestar atención a la participación del mercado ruso en las exportaciones de las economías regionales durante los últimos cinco años, advirtieron. 

El 20% de las carnes congeladas y el 43% de los despojos de carne que exportó la Argentina (bovina, porcina, ovina) fueron destinados a Rusia. En el caso de los lácteos, el 30% de la manteca y el 12% de los quesos que se exportaron fueron a la Federación Rusa.

Las frutas también tienen un importante intercambio comercial con ese país. Durante los últimos cinco años, el 21% de los cítricos que la Argentina vendió al exterior tuvieron a Rusia como destino, al igual que el 23% de las frutas secas y el 20% de las manzanas y las peras.

En tanto, las exportaciones argentinas de huevos que se destinaron a Rusia suman el 16%; de maní, el 12%; y de azúcar, el 7%.

Temas en esta nota