Productores de uva y vino marchan en reclamo de ayuda oficial

Llegarán hoy desde varias provincias hasta la Casa de Gobierno de Mendoza. Lo harán a pesar de la reunión que mantuvieron anoche el sector con Cristina Kirchner.

Por
Representantes de 18 cámaras y asociaciones de la vitivinicultura lanzaron la convocatoria, a pocos días del comienzo de la cosecha 2015.

Representantes de 18 cámaras y asociaciones de la vitivinicultura lanzaron la convocatoria, a pocos días del comienzo de la cosecha 2015.

15deEnerode2015a las08:44

Productores de uva y vino de Mendoza, San Juan y La Rioja se movilizan hoy a la Casa de Gobierno de la Provincia de Mendoza para reclamar medidas que permitan al sector salir de la crisis que supone no poder colocar la producción a precios rentables. 

Representantes de 18 cámaras y asociaciones de la vitivinicultura lanzaron la convocatoria, a pocos días del comienzo de la cosecha 2015.

Los productores vienen reclamando ayudas para colocar el excedente de vinos para descomprimir así el mercado local, donde deben malvender su producción.

Según pudo saber El Cronista, autoridades nacionales ultiman detalles de la asistencia a los productores, que vendría por el lado de un fondo fiduciario a adjudicarse por licitación. De todas formas, los productores no dieron de baja la protesta y esperaban que, en todo caso, los anuncios "se hagan directamente a la gente", según indicó Carlos Iannizotto, de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi) y vicepresidente de Coninagro. 

Según un análisis de Acovi, los productores están lejos de alcanzar el piso de rentabilidad para recolectar la nueva cosecha. Considerando el precio actual del vino blanco escurrido (básico) de $1,80, un productor de, por caso, 15 hectáreas, debe "poner $2,28 de su bolsillo o vender el vino a $4,08 el litro para cubrir los costos variables solamente".

Con esos valores, asegura, el productor salvaría el año "pero tendría un futuro incierto, dado que no están incluidos ni considerados otros aspectos como costos de contratista, costos fijos por finca, amortización y rentabilidad del viñatero".

Adicionalmente, en el caso de tomar un Crédito de Cosecha y Acarreo, el productor debería vender el vino a $4,22 el litro o poner de su bolsillo $2,42. 

En el caso de un productor de similares características pero que elabora vino tinto genérico, con un precio de $2,64, debe poner $1,87 de su bolsillo o vender el vino a $4,50 el litro para cubrir los costos variables solamente.

En últimos cuatro años, el precio de la uva recibido por el productor solamente subió entre un 10% y un 15%, mientras que los costos se incrementaron un 80% en promedio. Así lo aseguró un trabajo elaborado por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), que asegura que "las empresas trabajan a pérdida, y las que tienen la posibilidad de financiarse siguen en actividad en "modo de subsistencia", como para poder llegar vivas y con capacidad de reacción al momento en que las variables económicas vuelvan a hacer rentable el negocio.

Según productores pertenecientes a esa entidad, la situación de las bodegas es muy delicada porque los industriales no pueden colocar vinos en el mercado externo a causa de los altos costos internos en dólares. 

Por la baja de las exportaciones, la mercadería queda en el país y el consumo interno no logra absorberla en su totalidad. 

"En este escenario, no sería lógico pensar en un precio de la uva de la nueva cosecha, en marzo de 2015, que acompañe el aumento de los costos de producción. Si la campaña pasada se trabajó a pérdida, y si las variables no cambian, se volverá a trabajar a pérdida, con lo que la crisis se sigue agravando", sostiene Fernando Ruiz Toranzo, Coordinador CREA de la zona Valles Cordilleranos.

Temas en esta nota