Dólar: confesó Vanoli que no habrá una flexibilización

El Gobierno no flexibilizará en el corto plazo las restricciones para acceder a divisas extranjeras en el mercado cambiario.

Por
"Los cambios en las normas cambiarias van a depender de la evaluación que se haga en cada momento de distintas circunstancias, no sólo del volumen de reservas", dijo Alejandro Vanoli.

"Los cambios en las normas cambiarias van a depender de la evaluación que se haga en cada momento de distintas circunstancias, no sólo del volumen de reservas", dijo Alejandro Vanoli.

19deEnerode2015a las08:19

Alejandro Vanoli confirmó ayer lo que todo el mercado financiero aguardaba: el Gobierno no flexibilizará en el corto plazo las restricciones para acceder a divisas extranjeras en el mercado cambiario. El titular del Banco Central concedió entrevistas a los diarios Página/12 y Tiempo Argentino, y luego continuó con sus declaraciones a través de su cuenta de Twitter. Con fuertes vencimientos de deuda este año y la falta de un entendimiento con los fondos buitre, no había margen para un relajamiento en el acceso a dólares al tipo de cambio oficial.

"Los cambios en las normas cambiarias van a depender de la evaluación que se haga en cada momento de distintas circunstancias, no sólo del volumen de reservas", dijo Alejandro Vanoli. "Ahora es necesario fortalecer esta calma cambiaria; por lo tanto, descarto medidas espectaculares en el corto plazo. En el largo plazo, se verá, añadió. En diciembre, el funcionario había dicho que su idea era normalizar gradualmente el mercado de cambios. Conclusión: el levantamiento del cepo quedará casi con seguridad para el próximo Gobierno.

Por la tarde, Vanoli salió a utilizar su cuenta de Twitter, agradeciendo "preguntas y comentarios por los reportajes". 

Esto fue lo que escribió:

•La referencia a devaluaciones o endeudamiento tiene que ver con que en el pasado luego de devaluar y abrir la cuenta capital para endeudarse, fue posible sostener por un tiempo, tipo Martínez de Hoz o convertibilidad, un régimen de apertura total de la cuenta corriente y capital... 

•El tema es la sustentabilidad que genera ese proceso que deviene en apreciación, déficit comercial, deuda y luego crisis. Por eso deberíamos aprender de esas lecciones del pasado y evitar una liberalización financiera total. Respecto a devaluación qué distinto sería si como ocurre en otros países precios y salarios no ajustaran a variaciones del tipo de cambio. Si empresarios se comprometieran a no ajustar precios. Si se cumpliera de verdad un pacto social que solo ajuste por costos cuando la rentabilidad esté comprometida. Pero nuestra experiencia histórica desde 1975 muestra otra cosa.

•Nos queda un camino más arduo: ganar competitividad sin atajos, sin caminos bruscos. Y buscar caminos intermedios que no impliquen liberalización financiera total en un mundo en crisis y dada nuestra experiencia.

•Para el debate que cada candidato exprese el cómo de cada medida y todos los efectos, incluidos los sociales de corto y largo plazo.

Curiosidades varias entre los comentarios de los usuarios de esa red social. "Porfa, necesitamos ya billetes de 500 y 1.000 pesos; las mochilas explotan", graficó el apodado "Biggy", molesto, como todo el sistema financiero en realidad, por los inconvenientes que genera en el traslado de efectivo la ausencia de un billete de mayor denominación que el de 100 pesos.

En esas dos entrevistas, el funcionario pronosticó para 2015 una expansión de la actividad económica y una merma en la inflación. "Prevemos un mayor crecimiento de la economía con un rango de entre el 2 y el 3 por ciento para 2015. Y vemos una clara desaceleración de precios con respecto a 2014, que estuvieron muy teñidos por el impacto de la devaluación de enero (de 2014)", dijo Vanoli a Tiempo Argentino. "Tanto durante 2014, como lo que prevemos para 2015, el comportamiento de los agregados monetarios se desaceleró mucho respecto de años anteriores. El crecimiento de la base monetaria fue del 22% (el año pasado)", afirmó, y concluyó: "El abordaje al tema de la inflación de nuestra parte no se centra en reducir la emisión monetaria, sino que tiene que ver con una estrategia que se ha seguido para reducir las expectativas de devaluación y generar, al mismo tiempo, estímulos a la oferta a través de los créditos para inversión productiva".

Temas en esta nota