Productores bonaerenses lograron modificar la fecha del Inmobiliario Rural

Se aprobó un cronograma anual que contempla un descuento de 6% a quienes paguen antes; se mantienen los esquemas para inmuebles y automotores.

Por |
"Junto al campo dimos un paso adelante", dijo el titular de ARBA.

"Junto al campo dimos un paso adelante", dijo el titular de ARBA.

22deEnerode2015a las08:23

La Mesa Agropecuaria bonaerense finalmente logró que el gobierno de Daniel Scioli desistiera de cobrar las tres cuotas del impuesto inmobiliario rural antes de las elecciones de octubre. Es más, obtuvo un esquema de vencimientos similar al del año pasado y consiguió que la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) otorgue una bonificación del 3% para aquellos contribuyentes que decidan "anticipar" el pago de la segunda y la tercera cuota.

El acuerdo sólo incluye al Inmobiliario rural y dejó afuera los cobros de los otros dos impuestos inmobiliarios -urbano y baldío- y la patente automotor, cuyos vencimientos también habían sido adelantados entre uno y tres meses.

Un estrecho colaborador del gobernador Scioli dijo a LA NACION que la realidad fue que se pactó un nuevo calendario. "La provincia no dio marcha atrás en su cronograma de cobros. Lo que hizo fue otorgar una bonificación para aquellos que paguen en tiempo y agregó un segundo vencimiento. La decisión fue tomada teniendo en cuenta que el sector del campo fue castigado por inundaciones, sequía e incluso incendios", explicó la fuente.

Además de la modificación del cronograma de pagos, el sector del campo logró que el gobierno deje constancia por escrito de su compromiso: que ARBA "no cobrará ninguna cuota adicional" del Inmobiliario rural.

"Para nosotros es un logro, ya que retrotraemos el esquema de pagos a los vencimientos que teníamos el año pasado. Si bien se incluye una bonificación, sabemos que la situación del campo es dura y es más probable que el productor decida pagar este impuesto en el segundo vencimiento. Lo que hay que diferenciar es la política que siempre ha tenido la provincia, abierta al diálogo, de la que lleva adelante el gobierno nacional", dijo a LA NACION el director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Alfredo Rodes.

NUEVAS FECHAS Y BONIFICACIONES

Para este año, la provincia había anticipado los vencimientos de las tres cuotas del Inmobiliario rural para febrero, mayo y julio. Tras el acuerdo, ahora, la primera cuota deberá ser pagada entre el 12 y el 18 de marzo. La segunda tendrá, a su vez, dos vencimientos. El primero será en mayo y contempla un descuento de 3%; el segundo opera en julio y no contará con ese beneficio.

La tercera y última cuota llegará en septiembre, también con un 3% de descuento para los contribuyentes que paguen ese mes, e incluirá un segundo vencimiento en noviembre, que tampoco incluirá el descuento.

La decisión oficial de adelantar el cobro de los impuestos antes de las elecciones de octubre provocó, hace 14 días, la indignación de una gran parte de los nueve millones de contribuyentes que tiene la provincia. Pero fue el sector del campo el que alzó la voz contra la iniciativa y criticó la política impositiva de Scioli, ya que la consideró una mera estrategia para recaudar fondos en un año electoral.

Si bien el gobierno desmintió cualquier intencionalidad, los datos no mienten: el total de pagos que adelantó la provincia representa 12% de la recaudación anual. En 2014, el impuesto inmobiliario rural representó 2% del total de la recaudación; entre el Inmobiliario urbano y baldío sumaron 4%, y el automotor, 6 por ciento.

La repercusión mediática, a la que se sumó una carta enviada a la gobernación y un comunicado de las entidades rurales, generó la reacción del gobernador. Fue entonces cuando Scioli instruyó a sus funcionarios para que lograran un acuerdo que desactivara el conflicto que tenía en puertas con el sector del campo.

Tras varias comunicaciones telefónicas, esta semana se pactaron dos reuniones: la primera se realizó el lunes pasado, cuando las entidades agropecuarias recibieron la noticia de que la Agencia de Recaudación de la provincia había decidido prorrogar la primera cuota del impuesto para que venciera en marzo.

El segundo encuentro se llevó a cabo ayer y estuvo encabezado por el ministro de Asuntos Agrarios, Alejandro "Topo" Rodríguez; el titular de ARBA, Iván Budassi, y el subsecretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Gabriel Esterelles. A la reunión asistieron dirigentes de la Mesa Agropecuaria Provincial, que integra la Sociedad Rural Argentina, la Federación Agraria Argentina, Coninagro y Carbap.

"Junto al campo dimos un paso adelante. Este acuerdo es una muestra más de la voluntad de diálogo que tiene nuestro gobernador Daniel Scioli para alcanzar consensos y avanzar con soluciones concretas que ayudan a impulsar el desarrollo de los sectores productivos y del trabajo", dijo Budassi.

Por su parte, Rodes destacó que el gobierno provincial ha tomado conciencia de la grave situación por la que atraviesa el campo. "Nosotros no podíamos hacer frente al pago anticipado de este impuesto. Más, teniendo en cuenta que las cuotas llegaron con un 30% de aumento; a éstas se suma la presión fiscal de la Nación y los precios en baja del sector", concluyó el dirigente de Carbap.

Temas en esta nota