En 2014 el saldo comercial cayó 17% y ya es el más bajo desde 2001

Son datos del INDEC. Las ventas cayeron 11%, básicamente por el menor precio de las materias primas. Se exportaron 15% menos de productos industriales.

Por
El rubro “cereales” encabezó por lejos el bajón exportador.

El rubro “cereales” encabezó por lejos el bajón exportador.

23deEnerode2015a las11:49

En 2014 el superávit del comercio exterior fue de US$ 6.686 millones, un 17% menos que el resultado de 2013, que totalizó US$ 8.005 millones: son US$ 1.319 millones menos, según los datos informados ayer por el INDEC. Se trata de la mayor caída del intercambio total desde la crisis internacional de 2009. Y hay que retroceder a 2001 para encontrar un excedente comercial tan bajo. Estos números adversos se produjeron a pesar de que, por la recesión y las restricciones oficiales, Argentina siguió importando menos.

Las compras externas cayeron el año pasado el 11% o US$ 8.407 millones. Y las exportaciones, por la falta de insumos, menores precios internacionales en especial en bienes primarios, y caída de la demanda externa, totalizaron US$ 9.725 millones menos, una caída de 12 por ciento.

Desde este modo la recesión interna no fue aprovechada para vender más al exterior sino que ayudó a profundizar la menor actividad doméstica. Además, el achique del excedente comercial es relevante porque, en el marco de la escasez de divisas, es casi la única fuente de divisas.

Rubro cereales encabezó las bajas

La mayor caída exportadora se verificó en los productos primarios (20%) repartidos en una baja de los precios del 12% y una caída del 9% de las cantidades exportadas. El rubro “cereales” encabezó por lejos el bajón exportador con un descenso del 35% o US$ 3.000 millones menos, liderado por el maíz con US$ 2.270 millones, seguidos por “semillas y frutos oleaginosos” ( 10% o casi US$ 500 millones menos).

También el sector de alimentos tuvo una caída exportadora promedio del 3%, con retrocesos en carnes, lácteos, frutas secas, grasas y aceites, azúcar, bebidas. Y aumentos en pieles y cueros, café, te y molinería.

La industria fue muy afectada con exportaciones un 15% inferiores a las de 2013, liberado por el ramo automotor (18%) seguido por el de maquinarias y aparatos (18%) y caídas en calzado, papel, textiles, metales, caucho, cuero, vidrio y vehículos de navegación aérea y marítima.

Según la consultora Abeceb, “una parte importante” del retroceso exportador industrial “se explica por los menores embarques de vehículos automotores y sus partes a una deprimida economía brasileña. Adicionalmente, las ventas manufactureras se vieron afectadas por la apreciación del tipo de cambio real a causa de la inflación local y la consecuente pérdida de competitividad”.

Por último, “Combustibles y Energía” tuvo un descenso de 18% por menores exportaciones, por precios y cantidades, de petróleo crudo, carburantes y aceites.

El bajón importador también fue generalizado, con excepción de las compras de bienes de capital tuvieron una suba del 4 por ciento, aunque las compras de repuestos para esos bienes subieron un 22%. El mayor retroceso importador fue en el rubro autos (49 por ciento o 3.500 millones de dólares menos).

La consultora abeceb señaló que “durante 2014 continuaron vigentes los controles sobre las importaciones. No obstante algunas cuestiones cambiaron. Del modelo de control basado estrictamente en las Declaraciones Juradas a la Importación (DJAI’s) se pasó a un esquema más complejo en donde además de la Secretaría de Comercio intervienen en forma integrada la AFIP y el BCRA”.

La factura energética importadora sumó US$ 10.903 millones, un 4% menos que en igual lapso de 2013. Así, la balanza energética terminó con un déficit de US$ 6.243 millones de dólares, 7% mayor al de 2013. Las exportaciones sumaron US$ 4.660 millones y las importaciones U$S 10.903 millones. En 2013 ese déficit fue de US$ 5.832 millones.

Temas en esta nota

Cargando...