La tarifa de luz del agro es de las más caras de la región

El costo de la luz para el campo "es uno de los más caros de la región, a pesar de que en la Argentina ese servicio está fuertemente subsidiado", dice La Rural.

Por
Un caso particular es el de la provincia de Buenos Aires, donde una factura de electricidad en el medio rural tiene un 51,7 por ciento de impuestos nacionales y provinciales.

Un caso particular es el de la provincia de Buenos Aires, donde una factura de electricidad en el medio rural tiene un 51,7 por ciento de impuestos nacionales y provinciales.

24deEnerode2015a las09:08

El costo de la luz para el campo "es uno de los más caros de la región, a pesar de que en la Argentina ese servicio está fuertemente subsidiado", señala un estudio elaborado por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

"El precio que pagan por la luz los productores rurales en la Argentina es más caro que el que abonan los chacareros de los países vecinos", dijo el analista del citado instituto Ezequiel De Freijo, autor del trabajo.

Como ejemplo, señala que un productor de la pampa húmeda puede pagar entre 11 y 18 centavos de dólar cada kilowatt, según la localidad donde esté radicado su establecimiento, mientras que en Paraguay, a un productor rural el kilowatt le cuesta 6 centavos; en Brasil, 11, y en México, 16 centavos de dólar. Sólo en Chile y Uruguay el costo de la energía del sector rural es mayor. Allí se pagan 23 centavos de dólar por cada kilowatt de consumo.

Según el estudio, el hecho de que la Argentina tenga una tarifa mucho menos competitiva que la de los países que no subsidian este servicio se explica porque acá las facturas de luz tienen en promedio de "entre un 30 y un 40 por ciento de impuestos y tasas, según la jurisdicción", agregó el analista.

Así, por ejemplo, un caso particular es el de la provincia de Buenos Aires, donde una factura de electricidad en el medio rural tiene un 51,7 por ciento de impuestos nacionales y provinciales.

TRANSFERENCIAS

Añadió la investigación que el deterioro de la situación de precios relativos generó que el precio de referencia que paga el distribuidor a Cammesa por la energía que vende representa en promedio 13% de lo que erogan los productores por el servicio de luz en el campo. Con lo cual la mayor parte de lo que paga el productor en la factura es destinado a solventar costos fijos y salarios de las compañías distribuidoras e impuestos que se han ajustado significativamente por el efecto de la inflación.

Para evitar estos problemas, el informe detalla una serie de propuestas. Entre ellas, promover la instalación de nuevas redes eléctricas en el espacio rural a partir de un beneficio impositivo para las inversiones; la armonización de criterios tarifarios; la reducción de los impuestos incluidos en las facturas eléctricas y la nivelación de las brechas tarifarias.

"Para poder agregar valor en origen hay que tener tarifas competitivas. Hoy, con el deterioro de precios relativos, los diferentes controles y medidas que se instrumentaron en el sector y la alta carga tributaria, se generó una fuerte distorsión de precios, que socavan la competitividad del campo", opinó De Freijo.

"VACIAMIENTO DEL ESTADO"

En tanto, el presidente de la SRA, Luis Miguel Etchevehere, dijo que "la crisis energética es un factor más que atenta contra la competitividad de las producciones argentinas que este gobierno se ocupó de deteriorar".

Según el dirigente, este factor "se suma al insostenible aumento de costos internos como consecuencia de la inflación, la elevada presión impositiva y las trabas al comercio".

Para Etchevehere, "el festival de subsidios termina con un vaciamiento del Estado y nos va a costar mucho salir de este agujero en el que nos han metido", agregó.

A propósito, el informe señaló que a esta situación se había llegado debido a la crisis energética que se originó en la Argentina como consecuencia del congelamiento de las tarifas, dispuesto hace ya mucho tiempo, y al desincentivo a la inversión, y recuerda que el Estado compensa las pérdidas de Cammesa (la compañía que administra el mercado mayorista de energía) pagando el 64% del precio de la energía.

FACTORES QUE ATENTAN CONTRA LA COMPETITIVIDAD

Subsidios

El Estado compensa las pérdidas de Cammesa pagando el 64 por ciento del precio de la energía.

Impuestos

Las facturas de luz tienen en promedio entre un 30 y un 40% de impuestos y tasas, según la jurisdicción.

Desvío

La mayor parte de lo que paga el productor a las distribuidoras es destinada a solventar costos fijos, salarios o impuestos.

Temas en esta nota