El campo aportó más dólares durante 2014

En el año 2014 el ingreso neto de divisas generado por los sectores “oleaginosos y cereales” y “otras actividades primarias” fue de 28.506 millones de dólares.

Por
Datos oficiales muestran que el campo aportó más dólares a la economía argentina: el problema de la restricción de divisas está en otra parte

Datos oficiales muestran que el campo aportó más dólares a la economía argentina: el problema de la restricción de divisas está en otra parte

11deFebrerode2015a las08:22

En los últimos tiempos la noticia recurrente en todos los ámbitos económicos argentinos es el déficit de divisas. Pero datos oficiales muestran que el año pasado el campo aportó más dólares que en 2013.

En el año 2014 el ingreso neto de divisas (cobros por exportaciones – pagos por importaciones – utilidades giradas al exterior) generado por los sectores “oleaginosos y cereales” y “otras actividades primarias” fue de 28.506 millones de dólares (M/u$s) versus 28.191 M/u$s en 2013.

En segundo lugar se ubicó el sector “alimentos, bebidas y tabaco” con 5034 M/u$s ingresados el año pasado versus 6148 M/u$s en 2013 (la caída en este caso probablemente se explique por la pérdida de competitividad generada por el combo retraso cambiario + inflación).

El tercer lugar del ranking fue para el sector minero con divisas netas ingresadas el año pasado por 3270 M/u$s contra 3820 M/u$s en 2013. Y en cuarto lugar figura el ítem “servicios empresariales, profesionales y técnicos” (que comprende asesoramiento jurídico, contable, publicidades, programación y un largo etcétera) con ingresos netos en 2014 por 2337 M/u$s versus 2738 M/u$s el año inmediato anterior. Los datos corresponden al último Balance Cambiario publicado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Los demás grandes sectores de la economía argentina consumen muchísimos más dólares de los que generan y son “subsidiados”, en términos cambiarios, por el sector agroindustrial.

Distorsiones cambiarias y financieras hicieron que en 2013 algunos sectores económicos consumieran un volumen excesivo de divisas para una nación con restricción de crédito internacional. Los que disfrutaron la fiesta con mayor intensidad fueron los que posteriormente tuvieron la peor resaca.

Por ejemplo: el déficit cambiario del sector automotriz pasó de 8215 M/u$s en 2013 a 3011 M/u$s el año pasado, mientras que el turismo descendió de 8707 a 5422 M/u$s en ese período. Los demás sectores consumidores de divisas también debieron ponerse a dieta (ver planilla).

El hecho de registrar un déficit energético creciente –datos oficiales reconocen un rojo superior a 6200 M/u$s en 2014– implica que los sectores y las empresas consumidoras de divisas debe ajustar su nivel de actividad a la cantidad de dólares disponibles (dado que los consumos energéticos no pueden ajustarse a menos que queramos volver a la época de las carretas).

Temas en esta nota