Productores agrícolas denuncian al Banco Nación ante la Justicia por recorte de créditos

Productores agrícolas presentaron una demanda judicial contra el Banco Nación, ante la decisión de la entidad de negar desde el 2015 créditos a agricultores que cuenten con elevadas existencias de soja.

Por |
Hasta mediados de diciembre del 2014, se calculaba que unos 13 millones de toneladas de soja seguían en poder de los agricultores.

Hasta mediados de diciembre del 2014, se calculaba que unos 13 millones de toneladas de soja seguían en poder de los agricultores.

12deFebrerode2015a las17:43

Los productores sojeros intensificaron su retención de la oleaginosa el año pasado, a modo de cobertura ante la elevada inflación del país y ante la posibilidad de una devaluación del peso doméstico.

Las ventas de soja son clave para sostener las reservas internacionales del Banco Central, que la gestión de la presidente Cristina Fernández usa para mantener en marcha una economía estancada y con escaso financiamiento internacional.

"Las medidas adoptadas por el banco son arbitrarias y discriminatorias del productor de soja respecto de cualquier otra actividad productiva, pues no responde a ninguna razón económica o comercial que justifique tal distinción", dijo en un comunicado la entidad de productores Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La denuncia, en la que se solicita una medida cautelar para evitar inmediatamente que el banco frene créditos, fue presentada por CRA y la Sociedad Rural Argentina, dos de las principales entidades de agricultores del país.

Una mayor venta de granos de soja ayudaría a ampliar las reservas de la autoridad monetaria del país, ya que los exportadores deben liquidar los dólares de sus ventas externas a cambio de pesos argentinos.

Pero los agricultores afirman que necesitan resguardar sus granos para protegerse de una inflación de alrededor del 30 por ciento anual que corroe el valor adquisitivo de los pesos que obtienen los granjeros a cambio de su soja.

Los créditos bancarios son clave para financiar la siembra de granos y según los productores el negocio ha sido golpeado en los últimos años por la intervención del Gobierno y unos altos impuestos a la exportación.

"Las ilegítimas restricciones crediticias dispuestas tienden a privar al productor agropecuario de las herramientas financieras necesarias para llevar adelante la campaña de cosecha y siembra que está en curso", afirmó CRA en su nota.

Hasta mediados de diciembre, se calculaba que unos 13 millones de toneladas de soja seguían en poder de los agricultores, cerca del 25 por ciento de la cosecha récord que el país alcanzó en la campaña 2013/14.

A finales de enero, el Gobierno acordó con un grupo de productores que el Banco Nación autorice préstamos a aquellos agricultores de menor escala, en tanto la retención de granos no supere el 10 por ciento de su cosecha.

Temas en esta nota