Alivio desde Reino Unido: Argentina puede emitir deuda en euros

Los mercados recibieron con alegría la decisión de la Justicia británica de que la deuda emitida bajo esa jurisdicción está fuera del alcance del juez Thomas Griesa.

Por
El financista George Soros y otros tenedores de títulos en euros del canje argentino lograron el viernes un fallo a favor de la Justicia británica, que decidió que los pagos que realiza la Argentina a estos tenedores "están gobernados por el derecho inglés".

El financista George Soros y otros tenedores de títulos en euros del canje argentino lograron el viernes un fallo a favor de la Justicia británica, que decidió que los pagos que realiza la Argentina a estos tenedores "están gobernados por el derecho inglés".

16deFebrerode2015a las06:18

Los mercados recibieron con alegría la decisión de la Justicia británica de que la deuda emitida bajo esa jurisdicción está fuera del alcance del juez Thomas Griesa. Pero lo más relevante es que el país quedó habilitado a emitir títulos públicos en el mercado europeo, aún cuando no se halle solución al diferendo entre los fondos buitre y el país. El financista George Soros y otros tenedores de títulos en euros del canje argentino lograron el viernes un fallo a favor de la Justicia británica, que decidió que los pagos que realiza la Argentina a estos tenedores "están gobernados por el derecho inglés". Esto va en contra de la decisión del juez Thomas Griesa que desde Nueva York mantiene bloqueados esos fondos dado que impide que el Bank of New York Mellon canalice las transferencias a los inversores.

Indicaciones

El fallo fue girado por el juez David Richards, quien está al frente a la División de Cancillería del Tribunal Superior de Justicia High Court of Justice, de Londres. El magistrado indicó que los 225 millones de euros que la República Argentina pagó a fines de junio de 2014 están regidos por ley inglesa, ratificando una opinión preliminar emitida del 7 de noviembre del juez Guy Newrey. Esos 225 millones de euros son parte de los pagos efectuados por la Argentina a los acreedores del canje, y fueron congelados por el juez Griesa en las cuentas que posee el BoNY en el Banco Central tras la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. de rechazar la apelación presentada por el Gobierno.

De todas maneras, la decisión no fue del todo favorable al país: el juez se excusó de emitir un fallo que ordene al BoNY que los 225 millones de euros (257 millones de dólares) del reclamo, en poder de esa entidad, se abonen a los bonistas que presentaron su reclamo. 

El Ministerio de Economía celebró la decisión, y se esperanzó en que ésta "sea un paso dirigido a que los tenedores de bonos perciban los fondos que la Argentina pagó y legítimamente les pertenecen". También la Corte inglesa rechazó el argumento que presentaron algunos fondos buitre que buscaron persuadir con la idea de que el canje 2005 y 2010 eran ilegales. El Ministerio de Economía señaló que "las órdenes libradas por el juez Griesa contra el pago de los servicios de la deuda de los bonos del canje bajo la llamada cláusula pari passu les otorgaban a los fondos buitre derechos sobre los montos pagados a los bonistas del canje". Entre los que reclamaron a la Justicia inglesa se encuentran Quantum Partners, de George Soros, Knighthead Maestro Fund, RGY Investments, y Hayman Capital Fund.

En su decisión, el viernes, el juez Richards dijo que "esta Corte está muy preocupada en no entrometerse indebidamente en asuntos que son de la Corte estadounidense". Y opinó que "como el BoNY es sujeto de la jurisdicción de la Corte del Distrito (de Griesa), puede correctamente ser sujeto de cualquier orden que esa Corte considere apropiada. Sería un gran error de parte de este Tribunal hacer, y no lo haré, comentario alguno sobre dichas órdenes". 

La boutique financiera Bulltick analizó en un informe que la determinación de la Justicia inglesa es "positiva" para la Argentina y que "libera el camino para que el BoNY habilite en el corto plazo los pagos a tenedores de bonos emitidos bajo ley británica".

La Justicia británica no fue a fondo pidiéndole al BoNY que pague a los fondos involucrados, probablemente en función de eludir un choque entre el sistema judicial británico con el estadounidense, consideró el socio de Bulltick y jefe de Investigación, Alberto Bernal. "De todas formas, consideramos que el fallo es claramente positivo para el Gobierno argentino y para los tenedores de bonos con ley inglesa, ya que la decisión le abre a la Argentina una ventana para emitir deuda en Europa, inclusive si la controversia con los holdouts permaneciera sin resolverse", apuntó el informe.

Temas en esta nota

Cargando...