BCRA intervino con u$s 200 millones para bajar expectativa de devaluación

En el mercado de futuros, los contratos para marzo del 2016, que preveían un dólar oficial de $ 12,35, ahora cayeron a $ 11,56 por la intervención del Banco Central.

Por
Apuntaron a bajar la expectativa de depreciación del tipo de cambio, que con los contratos largos era del 40% anual y hoy descendió al 30%.

Apuntaron a bajar la expectativa de depreciación del tipo de cambio, que con los contratos largos era del 40% anual y hoy descendió al 30%.

23deMarzode2015a las06:13

El Banco Central salió a intervenir con ventas por casi u$s 200 millones en el mercado de futuros para bajar fuerte las expectativas de devaluación del 40 al 30%. Los contratos para marzo del 2016, que preveían un dólar oficial de $ 12,35 el jueves, cayeron 6,4% a $ 11,56 el viernes.

El volumen operado fue de u$s 112 millones, lo que representa 112.000 contratos, una cifra inusual si se tiene en cuenta que, hasta ahora, los contratos largos operaban con muy poca liquidez: el día de mayor transacciones había sido el 3 de marzo, cuando se operaron apenas 1.750 contratos a doce meses.

Para febrero del 2016, se operaron 100.000 contratos por u$s 100 millones, lo que provocó una caída del 6,1% en la cotización, de $ 12,05 a $ 11,31.

Para enero del 2016 se operaron 128.000 contratos por u$s 128 millones, lo que provocó un descenso en el precio del 5,7%, al pasar de $ 11,75 a $ 11,08.

Ismael Caram, subgerente general de Rofex, informó que, en total, se hicieron 764.000 contratos por u$s 764 millones: "Fue una muy buena rueda, ya que en marzo el promedio era de u$s 250 millones, aunque está lejos de ser un récord, ya que hubo días en que se han operado más de u$s 1.000 millones".

"Fue fuerte la jugada del BCRA. Creo que le va a poner presión a los Bonad para abajo, porque el que buscaba cobertura a largo no tenía y compraba el Bonad aún a tasa negativa como mejor opción. Hoy, si hay mercado de futuros, debería hacer subir el spread de los Bonad", vaticinan en la mesa de un banco.

El Central admitió que salió a operar contratos a plazos que van desde noviembre 2015 a marzo de 2016. En total, su ventas sumaron u$s 188,8 millones: u$s 34,6 millones en diciembre, u$s 38,8 millones en enero, u$s 32,8 millones en febrero y u$s 82,6 millones en marzo del 2016.

"Se registró una fuerte baja de tasas implícitas respecto de las posiciones teóricas imperantes para esos meses, plazos en los cuales el BCRA no venía realizando operaciones. Los contratos habituales se venían celebrando a plazos de hasta seis meses y representaban el 99% del volumen total operado", dice el comunicado.

"Así, las tasas implícitas resultantes para los contratos entre noviembre y marzo oscilaron entre 29,14% y 29,99% y mostraron una baja de diez puntos porcentuales respecto de los precios teóricos para esos meses. Asimismo, se verificó una reducción de hasta 3 puntos porcentuales en las tasas implícitas en los contratos de menor plazo en los que no operó el BCRA", agrega.

El martes pasado, este diario informó que la expectativa de devaluación implícita en los contratos a futuro de dólar había tocado el 40%, si se tomaban los de marzo de 2016. Este artículo no cayó muy bien en el Central, que salió a aclarar que no había habido operaciones en Rofex para marzo de 2016: "Rofex publicó un precio teórico de u$s 12,30, que lo efectúa en base a su metodología de extrapolación de tasas. Como hay contratos abiertos en el pasado a ese plazo (sólo el 0,1% del interés abierto total), Rofex se ve obligado a publicar un tipo de cambio que sirva para efectuar las compensaciones diarias, pero ni en Rofex ni en MAE hubo operaciones a marzo 2016. Las tasas implícitas efectivamente operadas en los mercados de futuros no reflejan una tasa de 40%, sino tasas del orden del 25% anual".

Sin dólares físicos

Vale aclarar que en el mercado de futuros no se opera con dólares constantes y sonantes que se pasan de una mano a otra, sino que se pone una garantía, que oscila entre el 6 y el 12% del valor del contrato. Luego, se gana o se pierde según la diferencia de cotización. Por ejemplo, si se compra un contrato a $ 8,90 y luego el dólar termina en $ 8,80, se pierde $ 0,10. En ese caso, hay que poner $ 100 por cada contrato de u$s 1.000.

Temas en esta nota