China creció 7% en el primer trimestre, el ritmo más lento en seis años

El producto interno bruto (PIB) creció a una tasa anual de 7,0% en el primer trimestre, una desaceleración frente a un 7,3% en el cuarto trimestre de 2014.

Por
"Pese a que la tasa de crecimiento estuvo en línea con lo esperado, las actividades económicas subyacentes parecen haberse debilitado aún más", señalaron analistas.

"Pese a que la tasa de crecimiento estuvo en línea con lo esperado, las actividades económicas subyacentes parecen haberse debilitado aún más", señalaron analistas.

16deAbrilde2015a las10:24

China creció a su ritmo más lento en seis años a comienzos de 2015 y la debilidad en sectores claves sugiere que la segunda mayor economía del mundo aún pierde impulso, lo que intensifica la lucha de Beijing por encontrar la mezcla correcta de políticas para impulsar la actividad. 

Las medidas para respaldar al sector inmobiliario y una serie de recortes de tasas de interés y encajes bancarios parecen haber entregado menos respaldo de lo que esperaba la economía, además de alimentar un alza del mercado bursátil, y por eso analistas prevén más estímulos pronto. 

El producto interno bruto (PIB) creció a una tasa anual de 7,0% en el primer trimestre, una desaceleración frente a un 7,3% en el cuarto trimestre de 2014, dijo la oficina de estadísticas de China. 

"Pese a que la tasa de crecimiento estuvo en línea con lo esperado, las actividades económicas subyacentes parecen haberse debilitado aún más", señalaron analistas. 

Datos de ventas minoristas mensuales, de producción industrial y de inversiones en activos de renta fija publicados con las cifras del PIB incumplieron con las expectativas de analistas. 

El crecimiento de inversiones en activos fijos, un motor económico clave, fue el menor desde 2000, mientras que la producción industrial aumentó a su ritmo más débil desde la crisis financiera global de 2008. 

La producción de energía, que algunos analistas usan como un indicador de la actividad económica, bajó un 3,7% interanual en marzo, la mayor caída desde la crisis de 2008. 

En el sector inmobiliario, un importante pilar económico, las inversiones aumentaron un 8,5% interanual en el primer trimestre, el ritmo más débil desde 2009. 

Se trató del ritmo de expansión más débil de China desde el primer trimestre de 2009, cuando el crecimiento bajó a un 6,6% durante la crisis global. Un enorme paquete de estímulos sacó a China del bache, pero llenó de deudas a los gobiernos locales. 

El portavoz de la oficina de estadísticas, Sheng Laiyun, intentó calmar temores respecto a que la desaceleración se esté escapando de control "El riesgo de que la economía china vuelva a caer en recesión o tenga un "aterrizaje forzoso" es muy pequeño", enfatizó.

Temas en esta nota