Surgen temores a una nueva burbuja inmobiliaria mundial

Los precios y los rendimientos del mercado inmobiliario mundial superaron los récords registrados antes de la crisis financiera.

Por
Las propiedades generaron retornos promedio totales de 9,9% en 2014 gracias a la rápida apreciación en el valor del capital.

Las propiedades generaron retornos promedio totales de 9,9% en 2014 gracias a la rápida apreciación en el valor del capital.

17deAbrilde2015a las08:56

Los precios y los rendimientos del mercado inmobiliario mundial superaron los récords registrados antes de la crisis financiera, según datos nuevos, lo que genera temores a una nueva burbuja en el sector.

Los precios de los bienes raíces de todo el mundo son “cada vez más agresivos”, según la compañía de investigaciones MSCI. Ése es particularmente el caso de Estados Unidos, donde los retornos que obtienen los inversores en renta fija ahora son menores que antes de 2008, cuando un derrumbe en las propiedades masivamente sobreapalancadas provocó una crisis bancaria internacional.

Globalmente, las propiedades generaron retornos promedio totales de 9,9% en 2014 gracias a la rápida apreciación en el valor del capital, según MSCI. Se trata del mejor desempeño desde 2007 y el quinto año consecutivo de subas.

Los mayores precios de los activos inmobiliarios en los mercados de inversión más grandes del mundo están provocando “crecientes temores sobre sus sustentabilidad”, comentó Peter Hobbs, director gerente de MSCI.

“La mayoría de los mercados globales están cerca o en sus niveles de rendimiento más bajos de la historia”, aclaró. El rendimiento expresa los ingresos por alquileres como porcentaje del valor de la propiedad. Cuando las valuaciones suben, los rendimientos bajan.

El principal factor detrás de los precios son los rendimientos de los bonos “excepcionalmente bajos”, lo que hace que las propiedades sean más atractivas para los inversores en términos relativos, comentó Hobbs refiriéndose a las “compras frenéticas”.

Jonathan Gray, director global de real estate en Blackstone, el inversor privado en bienes raíces más grande del mundo, aseguró que el mercado no se está acercando a una burbuja.

“Creo que hoy firmemente estamos en el medio del ciclo. Estamos recién a mitad de camino de la actividad que había en 2006 y 2007, pero claramente pasamos el peligro de 2009”.

Gray acaba de apostar unos u$s 26.500 millones al mercado inmobiliario global con la adquisición de la cartera de bienes raíces comerciales de GE, con activos que van desde centros comerciales en México hasta activos en Bulgaria. El acuerdo “tiene mucho sentido estratégico para nosotros”, aseguró.

Según él, hay valores que siguen subiendo pero a un ritmo más moderado que en los últimos años, a la luz de los aumentos de tasas de interés en Estados Unidos.

MSCI señaló que las compañías cotizantes de bienes raíces también tuvieron desempeños superiores a los mercados de acciones mundiales. En general, las acciones generaron un retorno de 10,4%, pero los papeles del sector inmobiliario rindieron un 19,5%.

Estos datos se suman a los temores de que los programas de flexibilización cuantitativa de los bancos centrales están provocando burbujas de precios en una serie de clases de activos.

La combinación de flexibilización cuantitativa europea, la falta de otras clases de inversiones de alto rendimiento y la perspectiva de alquileres más altos seguramente intensifique la tendencia”, predijo Hobbs.

Temas en esta nota