El gasto trepó 39% en febrero y el rojo fiscal creció 176% en el primer bimestre

Las erogaciones estuvieron impulsadas por un fuerte crecimiento del gasto de capital.

Por
Fuente: Cronista Comercial

Fuente: Cronista Comercial

22deAbrilde2015a las08:29

Con un crecimiento del gasto de casi 40% en febrero –9 puntos por encima del aumento en los ingresos–, el déficit fiscal trepó a $ 16.393 millones y representó un salto de 111% respecto del rojo alcanzado el mismo mes del año pasado. Con este número, el primer bimestre acumula un resultado fiscal negativo de

$ 29.856 millones, cifra que implica un crecimiento del 176% respecto del mismo período del 2014 y que, anualizada, equivaldría al 5% del PBI.

A su vez, el resultado primario –antes del pago de los intereses de la deuda– de febrero fue deficitario en $ 13.548 millones, mientras que en los dos primeros meses del año el rojo acumulado alcanza los $ 15.005 millones.

Este escenario podría empeorar con el correr de los meses debido al escenario electoral y a la necesidad de destinar recursos para obras. Incluso, esta tendencia ya se percibió en el segundo mes del año, cuando los gastos de capital crecieron 42,7% en términos interanuales. El propio Gobierno reconoció en su comunicado un alza de la inversión real directa llevada a cabo por la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat) y Nucleoeléctrica Argentina –extensión de la vida útil en la Central Embalse y actualización de Atucha I–, así como también por las transferencias de capital destinadas a provincias para el desarrollo de políticas habitacionales, especialmente a través del programa "Techo Digno".

El gasto primario creció en febrero 39%, en línea con el ritmo que venía registrando los meses previos. Incluso, significó una aceleración de 3 puntos respecto de enero, consignó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Además del fuerte incremento en las erogaciones de capital, incidió en esta suba el desempeño mostrado por las transferencias corrientes al sector privado –crecieron 44% interanual– y las prestaciones a la seguridad social, que se expandieron 38,5% debido a los aumentos automáticos previstos por la Ley de Movilidad de haberes.

En cuanto a las transferencias, alcanzaron los $ 23.375 millones y fueron giradas para las distintas coberturas brindadas por el PAMI, las asignaciones familiares –incluyendo la Asignación Universal por Hijo– y la ejecución del programa de Respaldo a Estudiantes de la Argentina Progresar, así como también al sostenimiento de las tarifas eléctricas y del transporte y al programa estímulo a la inyección de excedente de gas natural, precisó Economía.

Pocos ingresos

El deterioro de la situación fiscal se debe a que los ingresos no crecen al mismo ritmo.

En febrero, treparon 29,9% –$ 81.700 millones– y cerraron así el primer bimestre con un alza del 31,3% –$ 178.817 millones–. Además, siguen cumpliendo un rol fundamental en los recursos las denominadas Rentas de la Propiedad, que abarca las transferencias de utilidades del Banco Central y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS.

Este rubro creció en febrero 38,1% y en el bimestre, 47,6%. "En valores nominales, entre enero y febrero las rentas de la propiedad aportaron al fisco $ 6682 millones, récord histórico", consignó el informe del Iaraf, que preside Nadín Argañaraz. Los ingresos tributarios apenas crecieron 26,5% en el bimestre –19 puntos por debajo del mismo período de 2014–, mientras que las contribuciones a la seguridad social, 36,9%.

De no contabilizar estos recursos del BCRA y la ANSeS, el resultado fiscal habría sido mucho peor. El rojo de febrero habría llegado a los $ 18.594 millones, mientras que el del bimestre alcanzaría los $ 36.539 millones, un 137% más elevado que un año atrás.

Temas en esta nota