Cae el precio de exportación de la leche en polvo argentina

En el último año el precio de exportación de la leche en polvo argentina cayó un 40%.

Por
Corresponde a las operaciones genuinas (sin considerar Venezuela).

Corresponde a las operaciones genuinas (sin considerar Venezuela).

04deMayode2015a las07:59

Las exportaciones argentinas de leche en polvo entera a granel declaradas en abril pasado fueron de 9023 toneladas a un valor promedio ponderado de 3632 u$s/tonelada.

Pero sin considerar las colocaciones realizadas en Venezuela (cuyos valores presentan factores ajenos a cuestiones propias del mercado), las ventas externas declaradas de leche en polvo entera el mes pasado fueron de 4903 toneladas a un precio promedio de 2922 u$s/tonelada. La mayor parte de los envíos se destinaron a Brasil y Argelia.

En abril de 2014 se habían declarado ventas –sin considerar a Venezuela– por 7375 toneladas a un precio promedio de 4847 u$s/tonelada.

Las autoridades económicas de Brasil y Argelia –a partir del descenso del precio internacional de los commodities– este año devaluaron considerablemente sus monedas para adaptarse al nuevo escenario global. Y eso restó capacidad de compra a los importadores de ambas naciones.

La exportación de partidas de leche en polvo entera genera actualmente una gran pérdida de dinero para la industria láctea argentina. Las empresas que siguen participando del negocio lo hacen para cumplir con compromisos de largo plazo o bien para mantener cuota de mercado en destinos considerados estratégicos.

Actualmente los valores FOB de la leche en polvo entera en el área de Oceanía –según datos del USDA– se encuentran en un rango de 2300 a 2900 u$s/tonelada versus 3875 a 4800 u$s/tonelada un año atrás.

En cuanto a las colocaciones argentinas declaradas con destino a Venezuela, en abril pasado se registraron 4120 toneladas a un valor promedio de 4476 u$s/tonelada (un precio 53% superior al promedio de las ventas externas realizadas al resto de los países).

El derrumbe de precios de la leche en polvo entera registrado en el último año se fundamenta en un crecimiento de la oferta en las principales naciones lecheras combinado con una desaceleración de las importaciones (fundamentalmente en China).

Rusia, uno de los principales compradores de quesos europeos, bloqueó el ingreso de esos productos a partir de agosto pasado. Al no tener mercados alternativos para colocar los excedentes de quesos a valores razonables, muchas industrias europeas optaron entonces por incrementar la producción de leche en polvo para inundar los mercados del norte de África y Medio Oriente con ese producto de salida rápida.

Temas en esta nota