Buscan salvar al ganado afectado por la ceniza

El gobierno provincial hizo un llamado de auxilio a los propietarios de establecimientos ganaderos: les pide que reciban animales afectados por la ceniza del volcán Calbuco cuyas vidas están en riesgo por la falta de acceso a las pasturas.

Por
Si los animales no eran trasladados morirían, situación que perjudicará de gran manera a los crianceros de ganado de la cordillera.

Si los animales no eran trasladados morirían, situación que perjudicará de gran manera a los crianceros de ganado de la cordillera.

07deMayode2015a las14:30

Según se informó, el Programa de Desarrollo Ganadero Bovino del Centro Pyme-Adeneu y la Subsecretaría de Producción de la provincia están vinculando a los propietarios de algunos campos con  productores bovinos afectados por la ceniza que necesiten trasladar sus animales a otros campos de invernada.

El sábado, desde la Sociedad Rural de Neuquén advirtieron que si los animales no eran trasladados morirían, situación que perjudicará de gran manera a los crianceros de ganado de la cordillera.

Sin embargo, son pocos los que pueden afrontar el costo de llevar los animales hacia otros campos.

Las principales áreas de Neuquén afectadas por las cenizas del volcán Calbuco abarcan desde Junín de los Andes hasta Aluminé, y Piedra del Águila.

El gobierno neuquino estudia diversas alternativas, principalmente para mantener el stock de madres –actualmente preñadas– en el territorio provincial, que serán comunicadas “próximamente”.

Según un documento elaborado recientemente por INTA Patagonia Norte, el traslado de animales es necesario debido a que “la acumulación de la ceniza dificulta el pastoreo del ganado comprometiendo su estado corporal y consecuentemente su reproducción”.

A su vez, señala que “la experiencia de 2011 (volcán Puyehue) determina la necesidad de alimento para realizar suplementación estratégica y, en algunos casos, alimentación completa de los rodeos, sostenida desde el momento actual hasta al menos fin de año, de modo de garantizar la sobrevida hasta el próximo rebrote del pastizal en primavera-verano”.

De acuerdo con el relevamiento realizado por la asociación, son 30 mil los animales afectados por la caída de ceniza tras la erupción del volcán Calbuco.

Se calcula que tras el primero pulso eruptivo, cerca del 80 por ciento de la provincia quedó afectada por las cenizas. Junín y el resto de la cordillera recibieron un impacto mayor.

El Calbuco, con la lluvia, comenzó a  largar vapor

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) informó que el volcán Calbuco se mantiene en alerta roja. Lo diferente, según comunicaron ayer por la tarde, es la emanación de una columna mayormente blanquecina en lugar de la totalmente gris que se podía apreciar desde el primer pulso eruptivo.

Con todo, el organismo despejó las dudas y aclaró que fue producto de las lluvias, que terminaron en vapor de agua.

Asimismo, el organismo informó que el macizo continúa en erupción e inestable, por lo que se toman las medidas necesarias en caso de presentarse un evento mayor.

Por lo mismo, Sernageomin indicó que están tomadas todas las medidas para un eventual cuarto pulso eruptivo de envergadura, por lo que “sólo resta esperar” que el volcán se manifieste.

Cabe mencionar que hasta el domingo pasado, en la zona se entrevió una disminución de la actividad volcano-tectónica respecto del “enjambre sísmico” registrado el 3 de mayo.

Temas en esta nota