Moyano adhiere y hace nacional el paro del transporte

El paro del transporte lanzado para la primera semana de junio será finalmente una medida de fuerza de dimensión nacional y multisectorial.

Por
Se confirmó la adhesión de la CGT de Hugo Moyano.

Se confirmó la adhesión de la CGT de Hugo Moyano.

15deMayode2015a las08:34

El paro del transporte lanzado para la primera semana de junio será finalmente una medida de fuerza de dimensión nacional y multisectorial con la adhesión, confirmada ayer, de la CGT de Hugo Moyano. Tal como sucedió en la última huelga general, el 31 de marzo pasado, en este caso el primer paso dado por 22 organizaciones del transporte que se oponen a la política económica del Gobierno también fue imitado por la central opositora, y se prevé que lo propio harán la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo, y la CTA de Pablo Micheli. 

La protesta tendrá como ejes el rechazo al Impuesto a las Ganancias, sobre todo con la modificación anunciada por el ministro de Economía, Axel Kicillof; la supuesta falta de libertad en las negociaciones paritarias, y la inflación, entre otros reclamos. Sin embargo, como reconocen dirigentes en reserva, los objetivos principales pasan por un posicionamiento de fuerza en la interna de la CGT frente a su eventual reunificación este año, y también ante los candidatos presidenciales de octubre. 

En el pliego de demandas de la CGT de Moyano, dado a conocer ayer, se incluyeron el planteo de un salario mínimo, vital y móvil, de 8.600 pesos, y un piso de haber jubilatorio del mismo valor. Con esta decisión, Moyano se volvió a diferenciar de sus pares de la CGT oficialista, que tras un encuentro ayer descartaron la posibilidad de adherir al paro dispuesto por la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT). 

El próximo paso será la coordinación entre la CATT y las centrales de Moyano, Barrionuevo y Micheli, de una fecha para llevar adelante la huelga. Ayer mismo hubo advertencias en las redes sociales acerca de la eventual coincidencia de esa protesta con una movilización convocada para el 3 de junio a la Plaza de los dosCongresos en protesta por los femicidios. 

"La Confederación General del Trabajo informa que se reunió el Secretariado Nacional, y ante el creciente malestar que atraviesa la mayoría de los gremios, ha resuelto instrumentar un paro general en todo el país para junio", señala la organización en un comunicado que lleva la firma de Moyano. El documento cuestiona comparaciones de Cristina de Kirchner en un acto entre las situaciones económicas de Argentina y España: "El intento del Gobierno de ocultar los problemas de nuestro país con datos manipulados y extrapolados de otros países es una pantalla para esconder la caída salarial que viene sufriendo la clase trabajadora hace algunos años". 

De paso, la CGT opositora cuestiona por "insuficiente e inentendible" la última modificación en Ganancias y hace foco de las críticas en el ministro de Economía, nuevo villano para buena parte de la dirigencia sindical: es "inadmisible que el ministro pretenda limitar los salarios apelando al viejo argumento de que son las paritarias la causa de la inflación".

Ayer, los referentes de los gremios opositores del transporte sacaron pecho de su protagonismo en el último paro y en el que harán a principios de junio. Roberto Fernández, de los colectiveros de UTA, afirmó que "la gente se está cansando de que no cambie nada" a pesar de las protestas sindicales. También apuntó contra el jefe de Economía y sugirió que "no quiere que las paritarias sean libres". Fernández sostuvo que, de ser así, el Gobierno debería "sacar un decreto" para fijar los aumentos salariales, como había sugerido la Unión Industrial.

Temas en esta nota