En el 2016 el mercado avisora un un salto del tipo de cambio

El mercado está apostando a que, a comienzos de 2016, habrá una corrección del tipo de cambio. Las tasas de los contratos de dólar a futuro se duplican a partir de febrero.

Por |
En Wall Street los inversores pagan casi el doble, 38%, para 2016.

En Wall Street los inversores pagan casi el doble, 38%, para 2016.

15deMayode2015a las15:59

Allá lejos, en Wall Street, donde no hace mella el accionar del Banco Central (BCRA), el mercado está apostando a que, a comienzos de 2016, habrá una corrección del tipo de cambio.

Por lo menos, así se desprende de las operaciones de dólar a futuro (NDF, según la jerga financiera) que se pactan entre inversores privados en el exterior. Por hacerse de dólares a un mes (en junio), en Wall Street los inversores están dispuestos a convalidar una tasa de interés del 14,6%, luego llegan al 19% en octubre (cinco meses) y hasta del 20% a noviembre (seis meses), pero pagan casi el doble, 38%, para 2016, según datos publicados por Bloomberg.

"Lo que se interpreta es que los compradores y vendedores están pensando que puede haber un salto discreto en el tipo de cambio en el mes de diciembre", explica el ex secretario de Finanzas Daniel Marx. "Equivocados o no, es lo que se infiere de los precios. Y ése [por el de NDF] es un mercado donde hay más participación de compradores y vendedores privados, a diferencia del Rofex, que es donde opera el Banco Central, que es el principal vendedor de futuros locales", detalla.

Gracias a la oferta del BCRA, en el Rofex, uno de los mercados de dólar a futuro que hay en la Argentina, a febrero del año que viene (nueve meses de plazo), los inversores convalidan contratos de compraventa de dólares a un precio de $ 10,86, lo que arroja una tasa implícita del 21 por ciento, 17 puntos por debajo de lo que se paga en el exterior. Para el BCRA, los contratos de dólar a futuro sirven para contener las expectativas de devaluación en el mercado local.

El mercado internacional, sin embargo, refleja, según Marx, la discusión de cuál es el tipo de cambio apropiado para la economía local. "El mercado de NDF muestra las apuestas de quienes están esperando un salto discreto con el régimen actual, o un cambio de régimen y que se pase a una flotación, o un cambio de régimen y que se pase a un desdoblamiento formal", detalla Marx.

NÚMEROS QUE NO CIERRAN

Cualquiera que sea la política cambiaria elegida por el próximo gobierno, entre los economistas descuentan también que será difícil que quien sea el nuevo presidente pueda evitar una corrección del tipo de cambio oficial.

Según Nicolás Bridger, economista de la consultora Prefinex, en un marco de una inflación anualizada da del orden del 28% y en un contexto de fortalecimiento del dólar con las demás monedas del mundo, la política del BCRA de tipo de cambio cuasi fijo y fuerte emisión monetaria está generando hoy una gran apreciación cambiaria real.

"El nivel actual del tipo de cambio real es el más bajo desde la salida de la convertibilidad y un 25% más bajo que el de enero de 2014, cuando se devaluó para recuperar competitividad", subraya Bridger. "Si bien en el corto plazo esta estrategia es sostenible, la modificación de los precios relativos va a constituir un desafío significativo del próximo gobierno", desliza.

Para Bridger, "la motivación del BCRA para la actual política cambiaria probablemente esté asociada a que no haya turbulencias en este año electoral, sumado a intentar usar el tipo de cambio como ancla en los precios". En la City porteña, los grandes inversores aprovechan, entretanto, para hacer plazos fijos en pesos. Sabés, después de todo, que por lo menos hasta diciembre la administración actual hará lo imposible por evitar sobresaltos cambiarios.

Temas en esta nota

Cargando...