Intentan hoy destrabar acuerdo con la Asociación Bancaria

La Asociación Bancaria cumplió ayer el primero de dos días de paro nacional y fue citada para una nueva reunión con las cámaras de las entidades financieras

Por
Afiliados de la Asociación Bancaria marcharon ayer por el microcentro porteño.

Afiliados de la Asociación Bancaria marcharon ayer por el microcentro porteño.

27deMayode2015a las08:44

La Asociación Bancaria cumplió ayer el primero de dos días de paro nacional y fue citada para hoy, en plena jornada de protesta, al Ministerio de Trabajo para una nueva reunión con las cámaras de las entidades financieras, con las que ayer hubo contactos destinados a agilizar la negociación salarial pendiente. Para el gremio que conduce Sergio Palazzo la condición ineludible de un eventual pacto es un aumento por encima del 30%, y la posibilidad de una compensación por el peso del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios del personal de la actividad. 

El mayor obstáculo de la negociación fue el planteado por el propio Ejecutivo, que espera aplicar también en la paritaria de los bancos el tope de referencia del 27 por ciento de aumento consensuado con gremios afines como el metalúrgico, el mercantil y el de la construcción. Con ese objetivo en vista, la entidad que nuclea a los bancos públicos y privados de capital nacional (Abappra) tomó las riendas del debate. Los nacionales privados de ADEBA, al mando de Jorge Brito, y los bancos extranjeros de ABA aceptaron un segundo plano en la paritaria. 

Esa distinción entre cámaras empresarias es clave: en el sector reconocen que ABA y ADEBA están en condiciones de mejorar la oferta de Abappra, que la semana pasada y ayer se mantuvo en la línea del 27 por ciento, pero al mismo tiempo sus directivos no quieren enemistarse con el Gobierno al avalar una suba superior que podría, como temen los funcionarios, generar un efecto contagio entre sindicatos no alineados.

La discusión está planteada en un contexto de crecimiento exponencial de la rentabilidad de los bancos en los últimos años, que a juicio del gremio le da el margen suficiente para elevar los salarios por encima de la pauta oficial sin alterar las ganancias ni motivar una suba desproporcionada de sus comisiones. 

Ayer, la Bancaria cumplió la primera jornada de huelga y sus afiliados se movilizaron por el microcentro porteño y otras plazas financieras del país. A través de un comunicado, el gremio dijo estar comprometido con el diálogo con los bancos, pero alegó que esa chance "tropieza no sólo con propuestas insuficientes sino con inexplicables cambios en la postura de sus interlocutores". Una forma elegante de poner de manifiesto las diferencias entre las tres principales cámaras.

Los efectos del paro por 48 horas, como la escasez de efectivo en los cajeros automáticos, se acrecentaron por sobrevenir al feriado del 25 de mayo. Al finalizar la huelga de hoy se habrán cumplido cinco días consecutivos sin actividad bancaria.

Temas en esta nota