La producción agrícola subió, pero la industria suma caidas

De acuerdo con el Indec, en marzo la economía tuvo un crecimiento del 2%, aunque la industria, en su medición de abril, acumuló 21 meses de bajas.

Por
El desarrollo agrícola favorece el consumo interno.

El desarrollo agrícola favorece el consumo interno.

27deMayode2015a las13:32

La actividad económica en su conjunto creció durante marzo el dos por ciento en comparación con igual mes de 2014, debido a la mejor campaña agrícola, el consumo interno y el comportamiento del sector financiero, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

No obstante, en la comparación intermensual, el estimador mensual de la actividad económica (Emae) registró en marzo un retroceso del uno por ciento frente a febrero pasado. Si bien el Indec no informó la variación acumulada en lo que va del año, todo hace prever un signo positivo para el primer trimestre ya que en enero se mantuvo estable en el cotejo interanual, en febrero subió 1,4 por ciento y en marzo, dos.

Como viene ocurriendo desde fines de 2014, la mayor producción agrícola está impulsando un aumento de la actividad, a pesar de que los precios de esos productos estén en baja.

Según el Ministerio de Agricultura, la producción agrícola alcanzará un récord de 116 millones de toneladas, con mejoras en los principales cultivos, y especialmente en la soja, que aportará la mitad del total.

Junto con este desarrollo agrícola, el consumo interno continúa firme, lo que se reflejó en un aumento en las ventas en los supermercados del 6,9 por ciento y del 7,3 en los grandes centros de compra.

Industria

Por otra parte, y con datos del mes siguiente, es decir abril, la actividad industrial bajó 1,5 por ciento respecto al mismo mes del año pasado y acumuló 21 meses de resultados negativos, esta vez arrastrada por el sector automotor y la siderurgia, según el 
Indec.

De esta forma, en cuatro meses la producción manufacturera se contrajo 1,8 por ciento comparando con igual período de 2014. Con relación a marzo, avanzó 0,4 por ciento en la medición desestacionalizada.

Al igual que en los últimos meses, la debacle se explica por la industria automotriz, que cayó 20,7 por ciento con relación a abril del año pasado.

Pero, además, en abril se agregó la mala performance de la siderurgia, que tuvo una caída de 19 por ciento, la producción de acero crudo se redujo 23,1 por ciento y la de aluminio primario, 0,8 por ciento.

El tercer sector sensible que se mostró en baja fue el textil, que se redujo 6,3 por ciento. En tanto, subieron la refinación de petróleo, la producción de materiales para la construcción, la industria alimentaria y la del papel.

Temas en esta nota