Córdoba, con el mayor stock bovino en cinco años

Las existencias ganaderas sumaron este año 36 mil cabezas para totalizar 4,49 millones, la cifra más alta desde 2010.

Por
La población de bovinos cordobeses.

La población de bovinos cordobeses.

01deJuniode2015a las08:08

Luego de verse afectado en los años anteriores por el éxodo hacia otras provincias y por fe­nómenos climáticos, el stock bovino cordobés crecerá durante 2015 en alrededor de 36 mil cabezas, de acuerdo con el último informe del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Con un total de 4,49 millones de cabezas, la población bovina en la provincia será la mayor 
en cinco años. Para observar en las estadísticas un número mayor hay que retrotraerse hasta 2010, cuando las existencias cordobesas eran de 4,782 millones de cabezas. Sin embargo, está lejos de los 7,2 millones que pastaban 20 años atrás (1995). En un primer momento, el avance de la agricultura y luego el desincentivo que tuvo la producción de carne hicieron que Córdoba perdiera su tradición ganadera.

El crecimiento que mostraron este año las existencias en la provincia no tuvo su correlato a nivel nacional, donde el stock vacuno mostrará una leve caída hasta llegar a 51.429.848 cabezas, 0,4 por ciento inferior a 2014. A pesar de esta baja, el número de vacunos se va a mantener por segundo año consecutivo por encima de los 51 millones de cabezas.

Mapa regional

El leve retroceso que muestra la población bovina nacional se explica por la merma de cabezas en Buenos Aires, donde la cifra cayó en 121 mil animales; Santa Fe, con una reducción de 174 mil; y Entre Ríos, con una pérdida de 113.572.

Corrientes, una de las provincias que más había crecido en ganadería en los últimos años, muestra una merma de 69.025 cabezas, según los datos del Senasa.

En Buenos Aires y en Corrientes, las mayores mermas están dadas en la categoría de terneros, debido a los fenómenos climáticos que impactaron sobre los servicios y, posteriormente, sobre los nacimientos. En los territorios santafesino y entrerriano, las pérdidas son más repartidas entre todas las categorías.

Además de Córdoba, otras 10 provincias exhibieron un aumento en su stock para producir carne. El ranking de crecimiento en valores absolutos fue encabezado por Santiago del Estero, con 96.387 cabezas; seguido por La Pampa, con 79.699; Chaco, 49.213 y Córdoba 36.168. En términos relativos, las de mayores crecimientos fueron Santa Cruz, con un mejora de 16,8 por ciento y Neuquén, 8,7 por ciento. También mejoraron sus existencias Salta, Río Negro, Mendoza y La Rioja.

En cuanto a la composición del stock nacional, durante este año se registraron variaciones marginales positivas respecto del año anterior para casi todas las categorías. La excepción fue la existencia de terneros, afectada por la sequía ocurrida durante el verano de 2013, en época de servicios para las vacas, y luego por las inundaciones durante el invierno-primavera del año pasado, que recortaron los nacimientos.

Ambos fenómenos climáticos hicieron que los terneros perdieran este año 359 mil cabezas respecto de 2014 y alcanzaran una producción total de 13,35 millones de cabezas.

En relación con el stock de vacas, su número aumentó en 116.859 cabezas respecto del año anterior y hoy totaliza un plantel de 22.381.768 cabezas.

Luego de 10 años de caída consecutiva, los novillos registran un crecimiento de 39.108 cabezas, hasta alcanzar 2,94 millones de cabezas.

Temas en esta nota