Luego de tres años, crecen las exportaciones de vino en botella

Se recuperó la venta de segmentos de menor precio. EE.UU. y Canadá vuelven a aumentar sus compras y el Reino Unido se afianza como tercer mercado, al desplazar a Brasil.

Por
Los envíos en botella habían sido afectados, al igual que el resto de los fraccionados, por la menor competitividad externa, como consecuencia del alza interno de costos.

Los envíos en botella habían sido afectados, al igual que el resto de los fraccionados, por la menor competitividad externa, como consecuencia del alza interno de costos.

12deJuniode2015a las07:42

Luego de tres años, la exportación de vino vuelve a crecer. Entre enero y abril, los envíos en botella al exterior aumentaron 7,2% en volumen, a 59,6 millones de litros, y un 1,3% en valor, a u$s 234,7 millones FOB, según un informe de la consultora Caucasia Wine Thinking, en base a datos de la Aduana.

Los envíos en botella habían sido afectados, al igual que el resto de los fraccionados, por la menor competitividad externa, como consecuencia del alza interno de costos. A diferencia de las ventas fuera del país en tetra-brik, las botellas habían sorteado mejor la crisis, al focalizarse las bodegas en vender productos de mayor valor, donde tienen mayor margen y pueden mantener la rentabilidad. En 2012 y 2013, la venta en botella había caído levemente en litros, pero logrado, con esa estrategia, crecer en dinero.

Este año y al igual que en 2014, repuntó la venta de los segmentos de precio más bajos. El de menos de u$s 24 FOB la caja de 9 litros, que había sido el que más había caído en los últimos años, creció 29,6% en litros, a 1,88 millones de cajas, y 28,5% en valor, a u$s 37,2 millones FOB. En tanto, los envíos de u$s 24 a u$s 33 treparon un 17,8% en volumen (a 2 millones de cajas) y un 16,2% en dinero, a u$s 56,89 millones FOB.

En 2012 y 2013, por la pérdida de competitividad, eran justamente esos dos segmentos en botella, junto a los envíos en tetra-brik, los que cayeron, mientras ganaron participación los que van de u$s 33 a u$s 44 y de u$s 44 a u$s 72. Sin embargo, hasta abril estas dos últimas franjas volvieron a caer, 12,8% y 6,7% en litros, respectivamente, y 12% y 7,8% en dólares.

"El vino argentino tiene más solidez en cuanto en calidad. Pero los graneles siguen parados y la rentabilidad sigue complicada, las condiciones no variaron, más allá de que hayan crecido las ventas", dijo Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA). "Creo que tiene que ver más con los demás (mercados, competidores) que con las condiciones propias", agregó.

Los dos principales destinos de los vinos argentinos en botella, Estados Unidos y Canadá, volvieron también a crecer, tras la caída registrada en 2014. Estados Unidos repuntó un 7,3% en litros, a 2,47 millones de cajas, y 2,4% en valor, a u$s 93,35 millones FOB. Canadá, en tanto, creció 14,7% en volumen (685.578 de cajas) y 4,4% en dinero (u$s 24,1 millones). Por segundo año, por su fuerte crecimiento, el Reino Unido se ubicó como tercer destino, al desplazar a Brasil al cuarto puesto. El mercado británico creció 32,6% en litros y 19,2% en dólares hasta abril, alzas que se suman a los +27,5% y +25,5%, respectivamente, de 2014. En tanto, Brasil registró una mejora de 4,2% en volumen pero cayó 2% en valor.

"El mercado del vino del Reino Unido se mueve mucho por las opiniones de los expertos. Hubo muy buenos comentarios en el último tiempo sobre vinos argentinos de los británicos Jancis Robinson y Tim Atkins, que sirvieron como una muy buena publicidad para la Argentina como productor de calidad", comentó Villanueva.

A nivel general y pese a las caídas registradas en envíos en tetra-brik (de 39% en dinero y valor), la exportación de vino fraccionado creció 4,6% en volumen hasta abril, a 62,1 millones de litros, y 0,9% en valor, a u$s 237,4 millones FOB.

En tanto, el despacho a granel creció 18% en volumen y 4,4% en dinero, y el mosto registró fuertes caídas de 16% en volumen y 40% en valor. "Se desplomó el precio internacional del mosto, por una menor demanda por el retroceso en el consumo de azúcares", explicó Villanueva. Como consecuencia, las exportaciones vitivinícolas totales (con todos los vinos y mosto incluidos) crecieron solo 2,3% en litros (a 122,2 millones) pero cayeron 6,3% en valor, a u$s 306 millones FOB, según Caucasia.

Temas en esta nota