Mercado climático se instaló de lleno con subas para la soja

La soja en Chicago finalizaron con subas por segunda rueda consecutiva. Las mejoras se vieron reflejadas en el mercado local, donde hubo un repunte del volumen negociado.

La soja se encuentra operando en máximos desde mayo.

La soja se encuentra operando en máximos desde mayo.

17deJuniode2015a las17:23

Mercado Internacional

Soja

La soja en el mercado de Chicago contra todos los pronósticos logró anotar la segunda rueda consecutiva en terreno positivo, otorgando nuevas oportunidades para tomar precios. Los valores de la soja finalizaron con una mejora de US$ 3,5 para la primera posición Julio 2015 que ajustó en US$ 355,3; mientras que la posición Noviembre 2015 ajustó en US$ 344,8 luego de subir US$ 4.

Continúa la presión por las abundantes lluvias que complican la recta final de la siembra de soja en Estados Unidos, llevando a la oleaginosa a cotizar en máximos desde mayo. La actual situación podría derivar en una disminución del área sembrad durante la campaña 2015/16, lo que es tomado como un claro signo alcista por el mercado que se dedico de lleno a realizar coberturas cortas.

Cabe señalar que sobre finales de mes habrá un informe del USDA en el que se podría ver el impacto de las lluvias en el área a sembrar. Las precipitaciones sobre las que hablamos afectaron fuertemente a regiones de Kansas y Missouri, donde la implantación logró cubrir un 57 y 42% respectivamente, bastante por debajo del año pasado.

La harina de la soja logró nuevamente acompañar las subas con las que cerró el poroto, finalizando la rueda con subas de US$ 3 en promedio, que la llevaron a cotizar en máximos desde el 30 de abril. Las subas se vieron limitadas por la perspectiva de que podría haber una menor demanda sobre los suministros en Estados Unidos.

Párrafo aparte para el aceite de soja, que finalizó en terreno negativo recibiendo presión bajista de la operatoria del petróleo. Las bajas para el aceite de la oleaginosa fueron de US$ 1,1 para la posición Julio 2015, mientras que la posición con entrega en Diciembre 2015 ajustó en US$ 732,6 luego de caer US$ 1,8.

La actual situación que se observa en el mercado resultan en una buena oportunidad para tomar precios, ya que las perspectivas no son del todo alentadoras para los precios de la oleaginosa. En la actual campaña existe un importante stock inicial en Estados Unidos, que se suma a las cosechas récord por parte de Brasil y Argentina.

Maíz y trigo

Los cereales también acompañaron la tónica alcista con la que operó el mercado externo de referencia. En esta oportunidad fue el maíz el que logró anotar las subas más importantes, que fueron de US$ 2 para la posición Julio 2015 que ajustó en US$ 141,3; mientras que el resto de las posiciones finalizó con una mejora de US$ 2 en promedio.

El maíz se vio afectado por una ronda de compras de oportunidad luego de llegar a tocar valores mínimos en ruedas anteriores. En lo que respecta al mercado climático, el foco esta puesto sobre la condición actual de los cultivares ya que la siembra finalizó. De este modo, las lluvias tienen un impacto variado debido a que son favorables sobre algunas regiones, pero generan excesos sobre otras.

Un factor que también estuvo presente en el mercado fue la debilidad con la que operó el dólar en Estados Unidos, que otorgó presión alcista a las cotizaciones de los cereales. En Indice Dólar cayó en una rueda en la que la Reserva Federal anunció que la suba en las tasas de interés sería hacia fines de año.

Los futuros del trigo cerraron con saldo positivo luego de operar durante cinco ruedas consecutivas con pérdidas. Las subas para el trigo fueron de US$ 1,2 para la posición Julio 2015 que finalizó en US$ 180,8; mientras que el resto de las posiciones del cereal ajustaron con una suba de US$ 1 en promedio.

El cereal encontró sustento en compras técnicas que realizaron los operadores en el mercado, que llegaron principalmente luego de que el trigo tocará una mínimo de dos semanas. Además el factor que había estado presionando a la baja los valores del cereal se esfumó, debido a que algunas lluvias podrían provocar atrasos en las labores de cosecha.

Mercado Local

Soja

Las subas que logró anotar la soja en el mercado de Chicago llegaron a otorgar sustento nuevamente a los valores del mercado local, que subieron un nuevo escalón. El sector comprador abrió pagando en la rueda los $1.920 por la mercadería condición fábrica, valor que llegó a mejorar luego hasta los $1.950 luego de observar la tendencia de CBOT.

En tanto, los valores que se podían negociar por la oleaginosa condición cámara eran de $1.960 con descarga, mientras que con entrega contractual los valores llegaron a ser de $1.970. En lo que respecta a la mercadería con entrega diferida, se podían negociar los $ 1.970 con entrega en Julio condición fábrica, mientras que condición cámara el valor podía ser de $1.980. Con entrega en agosto mejoraron hasta los $1.990.

Con las mejoras observadas por parte del sector comprador a la hora de convalidar precios, el volumen de la soja repuntó notablemente con varios miles de toneladas negociadas. De acuerdo a los datos oficiales, hasta el 27 de mayo las compras de la industria y la exportación alcanzaron los 23,8 millones de toneladas, cifra un 19,3% superior al volumen registrado en la anterior campaña.

Maíz

Distinto fue el panorama en el mercado de maíz, donde los valores volvieron a caer. Se podían llegar a negociar los $900 por el forrajero con descarga, mientras que por el maíz contractual los precios también eran de $900. En lo que respecta a los valores con entrega diferida, se podían negociar los US$ 100 con entrega entre julio y agosto.

Trigo

En lo que respecta al trigo, los valores que se podían negociar eran de $1.000 por el cereal condición cámara contractual, mientras que por el trigo con PH 78 y Proteína 10,5 se negociaron los $1.250. En el Matba los valores se vieron fuertemente presionados a la baja, en parte por la designación de Zannini como vicepresidente en la formula que encabeza Scioli de cara a las elecciones 2015.

La siembra del cereal se encamina a registrar un marcado descenso en la actual campaña, situación que quedó reflejada en el centro norte de Santa Fe, donde hay muy poco movimiento de cosechadoras. Sobre esta región se estima una caída del área a implantar con trigo que sería del 25% respecto a la anterior campaña.

Temas en esta nota

Cargando...