Lluvias en EE.UU. llevaron al alza. ¿Durará esta tendencia?

Los precios de la soja en Chicago tuvieron una fuerte suba la semana pasada y traccionaron sobre los otros productos. El alza se trasladó también a la Argentina

Por |
La pregunta es si es posible tener demasiado de algo que en definitiva es bueno para los rindes: agua.

La pregunta es si es posible tener demasiado de algo que en definitiva es bueno para los rindes: agua.

22deJuniode2015a las08:09

Los precios de la soja en Chicago tuvieron una fuerte suba la semana pasada y traccionaron sobre los otros productos. El alza, que se trasladó también a la Argentina, se debió a los excesos de lluvias en EE.UU. que amenazan a la producción. No obstante la pregunta es si es posible tener demasiado de algo que en definitiva es bueno para los rindes: agua. 

La razón por la que las lluvias dieron fortaleza a los precios pasa por el atraso en la siembra, que podría llevar a caída de área, el planchado de los lotes recién implantados que deberían resembrarse y algún impacto sobre la potencialidad de rindes. La situación es especialmente complicada en el suroeste de los grandes lagos.

Esta situación llevó al USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) a bajar la calidad de los cultivos en dos puntos, y aunque sigue muy elevada en 67 puntos, muestra que las lluvias la están afectando. La implantación, que había iniciado muy rápido, se frenó y ahora esta un 87% completado contra el 90% del promedio histórico. En este total se esconde que los estados del centro y este, así como los del norte están bien, los del suroeste vienen muy lentos. 

También podría haber pérdida de área relacionada con el atraso de la recolección de trigo de invierno, que va en el 11% contra un 20% promedio histórico. Esto también podría llevar a menor intención de siembra.

Excelente campaña argentina

Sin embargo, contamos con el antecedente de la excelente campaña argentina del año pasado, que también sufrió anegamientos al momento de la siembra y sobre el final del ciclo productivo, pero en donde los rendimientos promedio terminaron muy altos. Esto se debe a que si bien hay pérdidas parciales en los lotes bajos, los altos muestran un rendimiento que compensa con creces a los demás. 

No obstante, el mercado tenía una posición de fondos especulativos vendida muy grande y al difundirse este dato que generó preocupación, los mismos decidieron tomar ganancia y vender antes de que los precios bajaran. Esto ocurrió porque la posición vendida resultaba muy grande.

En el caso del maíz norteamericano la situación no es tan grave porque a la llegada de las lluvias ya estaba sembrado el 100% de los lotes. De todas formas esto podría haber lavado los nutrientes, y generado algún daño en los cultivares más tardíos. Sin embargo se espera que el paso de la tormenta termine y vuelva el clima seco. La pregunta es si alcanzará a normalizarse el ritmo de siembra.

Ya el viernes había consenso en los analistas de que esto llevará a menor área de soja. Sin embargo el dato definitivo recién llegará con el reporte al 30 de junio, donde se publicará el área efectivamente sembrada en EE.UU.

Mercado local copió la suba

Mientras tanto en el mercado local la soja fue copiando la suba, pero a medida que los valores mejoraban, las ventas de los productores se activaron. Hace falta dinero para cubrir las cuentas, y los productores estaban esperando un milagro de último momento. Algo así está pasando con los excesos de lluvia de EE.UU., dan una última oportunidad para vender

Pero si se coincide en que el precio de la soja en Chicago subió a un nivel que es oportunidad de venta, en la traslación a la Argentina la relación sigue desfavorable y la soja noviembre muy barata respecto de mayo. Por eso en los contratos de futuro tomar "PUT" noviembre y esperar parece la mejor opción. 

Por el lado del maíz, los valores disponibles se desploman, con compradores actuando indiferentes, y el grueso de la oferta llegando al mismo tiempo con maíz tardío. Esto genera sobreoferta puntual y empuja los valores locales del cereal mucho más abajo.

En trigo, la noticia de la semana es que mientras los privados piensan que la caída de área es del 20% o más, Agricultura vaticina una caída de sólo 5 puntos. Mientras tanto el sistema de ROE Verde sigue siendo muy limitante.

(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

Temas en esta nota