FED mantuvo tasas, pero se viene suba en septiembre

La economía de Estados Unidos y el mercado laboral continúan fortaleciéndose, dijo ayer la Reserva Federal.

Por
La FED destacó particularmente "el sólido avance del empleo".

La FED destacó particularmente "el sólido avance del empleo".

30deJuliode2015a las08:56

La economía de Estados Unidos y el mercado laboral continúan fortaleciéndose, dijo ayer la Reserva Federal, dejando la puerta abierta a una probable alza de tasas (hoy entre 0% y 0,25%) en la próxima reunión de septiembre. 

Tras un encuentro de dos días, los miembros del Comité de Política Monetaria de la Fed consideraron que la economía había superado la desaceleración del primer trimestre y se "expandía moderadamente", pese a una caída en el sector de energía y vientos en contra desde el exterior. Destacó particularmente "el sólido avance del empleo" en meses recientes. "En suma, una serie de indicadores del mercado laboral sugiere que la subutilización de los recursos laborales ha disminuido desde comienzos de año", dijo la Fed en su comunicado de política monetaria que mantuvo las tasas de interés sin cambios. El texto destaca un mejoramiento de la visión del organismo sobre las condiciones laborales desde su encuentro de junio. El comunicado probablemente fortalecerá las expectativas de un alza de tasas en el encuentro de la Fed en septiembre. 

El banco central estadounidense ha mantenido las tasas de interés en niveles cercanos a cero desde diciembre de 2008 como parte de sus esfuerzos por impulsar la economía tras la crisis financiera 2007-2009. No obstante, la Fed no ofreció una señal clara sobre su plan para las tasas. En lugar de ello, dijo que quería ver "una mayor mejora en el mercado laboral" y ganar más confianza en que la baja inflación se acelerará hacia su meta de mediano plazo del 2%. 

El comunicado del FOMC también conservó el texto previo al indicar que los riesgos están "casi equilibrados", sugiriendo que la Fed sigue estando más preocupada por un nuevo giro de la economía en lugar de por una rápida aceleración de la inflación. La decisión del banco central fue tomada de manera unánime.

Hoy se dará a conocer la primera estimación del cálculo del PBI en el segundo trimestre del año, que los analistas sitúan cerca del 3%. Incluso la inflación, el mayor dolor de cabeza de la Fed debido a los persistentes bajos niveles de los precios, parece haber empezado a remontar. El índice de precios en EE.UU. creció en junio un 0,3% y entró por primera vez en casi un año en terreno positivo a nivel interanual, hasta situarse en un 0,1%.

Si se confirman estos datos, que se sumarían a las señales positivas de gasto de los consumidores y pedidos de bienes duraderos, el escenario parece apropiado para el alza de las tasas de interés en EE.UU.

De producirse el alza de tasas, sería la confirmación definitiva de que EE.UU. ha dejado atrás la conocida como Gran Recesión que siguió a la crisis de 2008, la más prolongada en el país en ocho décadas. Janet Yellen lleva meses tratando de preparar a los inversores y mercados para esta subida de tasas, a la vez que ha insistido en que ésta se producirá de manera gradual. "Si la economía evoluciona como está previsto, las condiciones económicas podrían hacer apropiado aumentar los tipos de interés de referencia en algún momento este año, para empezar a normalizar la política económica", dijo la presidenta de la Fed ante el comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes hace unas semanas.

Temas en esta nota