Márgenes negativos: retirada del maíz de segunda y el tardío

Las previsiones acerca del El Niño, la complicada cosecha en ambientes saturados de humedad y la proyección de márgenes negativos le quitan las ventajas exhibidas al maíz de diciembre.

Por
Reservas para pradera al 30/7/15

Reservas para pradera al 30/7/15

31deJuliode2015a las08:03

Los cultivos de maíces tardíos y de segunda de la campaña 2014/15 no dieron los resultados esperados, tanto en el rendimiento productivo como en el resultado económico. Con un progreso de la cosecha sobre el 90% del área, se reajustan los rindes con una nueva baja, pasando el promedio de 80 qq/ha a 79 qq/ha.

En general, los maíces como sucesores del trigo se comportaron mucho más irregulares que los tardíos desde el punto de vista de productividad unitaria, a lo que se suman los resultados económicos negativos. Las proyecciones para el trigo/maíz 2015/16 muestran valores aún más preocupantes. Por eso, a diferencia del ciclo pasado, son muy pocos los productores que tengan presupuestado hacer maíces de segunda.

Las expectativas de un año con lluvias por encima de lo normal también juega en contra de los maíces de diciembre y las proyecciones indican una baja de superficie que aún no es posible cuantificar. No hay dudas de que como cultivo único o como doble cultivo, sembrado antes o después, el maíz no está siendo una opción viable para el productor. A corto plazo y bajo las condiciones imperantes, en las distintas zonas se advierte una desaparición significativa del maíz como alternativa productiva dentro de las intenciones de siembra.

Suelos bien previstos de agua para el trigo

El trigo, a pesar de las buenas condiciones de desarrollo, recibió pobres dosis de nitrógeno a la siembra, no tendrá el refuerzo necesario de la refertilización en macollaje. En la mayor parte de la región, se destaca que los suelos están bien provistos de agua y no deberían tener demasiados problemas para pasar el invierno en el caso de que se afiance un escenario seco.

De todas maneras, unas lluvias serían muy bienvenidas al norte de los departamentos cordobeses de Unión y Marcos Juárez, donde empiezan a señalarse algunas deficiencias en lotes con poco desarrollo. De todos modos, los trigos están finalizando el mes de julio en pleno macollaje, sanos y sin daños. El potencial del cultivo parece que esta vez estará más limitado por el exiguo paquete tecnológico aplicado que por las condiciones del clima.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

Temas en esta nota