La genética argentina, cada vez con mayor futuro

En el Foro de Genética organizado en La Rural analizaron las nuevas herramientas disponibles para el sector ganadero.

Por
La Aberdeen Angus es la raza más numerosa de la Argentina.

La Aberdeen Angus es la raza más numerosa de la Argentina.

05deAgostode2015a las15:37

El futuro es uno de los misterios no descifrados de la vida. Pero en el ámbito de la producción de carne se han ido incorporando herramientas que permiten anticipar cómo será un ojo de bife al plato cuando el ternero aún no nació.

Foro Argentino en Genética Bovina

“Estamos trabajando con una tecnología que permitiría, tomando algunas células del embrión, inferir cuál daría un buen toro, de modo que en el futuro no vamos a tener que esperar a que nazca el animal porque se podrían elegir los mejores embriones antes de transferirlos”, contó Pablo Corva, docente de la Facultad de Ciencias Agrarias e integrante del Grupo de Genética Animal del Inta. Fue durante un evento del Foro Argentino de Genética Bovina, en La Rural.

Hace tiempo que en la selección genética para mejorar un rodeo no se depende sólo del ojo humano. Las Diferencias Esperadas de Progenie (DEPs) se han constituido en un recurso objetivo importante para evaluar un animal. Corva va un paso más adelante: “Hoy se utilizan mucho los catálogos con información de evaluación de reproductores, pero próximamente los ganaderos tendrán a su alcance una nueva tecnología que se basa en aprovechar la información que está en el ADN de los animales”.

Corva se refiere a la Selección Asistida por Marcadores (SAM), la genómica y la biología molecular, que permiten analizar la información que está codificada en los cromosomas de los seres vivos. Así, se pueden encontrar animales más o menos susceptibles a determinadas enfermedades, que toleren más los parásitos, que aprovechen más el alimento o que produzcan una leche de mejor calidad. Pero también se pueden detectar genes defectuosos que causen enfermedades hereditarias y anticipar un tratamiento de prevención.

La importancia de la fertilidad

Por su parte, el experto Rodolfo Peralta indicó que “cuando evaluamos el fenotipo del animal entran en juego el mérito genético de los reproductores pero también y variabilidad ambiental”. En este sentido, mencionó que la fertilidad, que es una de las variables de mayor importancia productiva y económica, es de bajísima heredabilidad, así como los rasgos de carcasa son de alta heredabilidad. Para este tipo de variables, tener información genética directamente registrada a partir del ADN minimizaría los efectos ambientales.

Pensando en los criadores, Peralta apuntó a la facilidad de parto como un tema determinante. “Las dificultades de parto aumentan los costos de la cría y cualquier pérdida de terneros y vacas difícilmente sea compensada por el progreso genético alcanzado por reproductores seleccionados”, disparó.

Roberto Peralta destacó el peso de la fertilidad

El presidente del Foro Argentino de Genética Bovina, Martín García Fernández, advirtió que “en Argentina, como en casi toda Latinoamérica, de cada cuatro vacas que se preñan sólo una usa reproductores con información genética y el sello de calidad de inscripción en alguna asociación”.

Y agregó: “Ante esto podemos tener dos actitudes: pensar que es culpa de los productores que no se informan o ver qué hacer nosotros para transmitir a los criadores la necesidad de usar esta genética”.  Se trata, en definitiva, de producir carne, de pensar en el plato, pero desde el lote.

Diferenciar por la calidad

El consultor Víctor Tonelli dijo que los compradores no valoran la genética en el producto terminado. Y habló como productor: “No puede ser que no nos preocupe que nos paguen lo mismo por un kilo del mejor novillo con el mejor marbling que por uno de toro viejo”.

Para concluir, reconoció que “Argentina tiene una posibilidad casi única de volver a ser líder”.

Temas en esta nota