Las lluvias limitaron los ingresos

Las precipitaciones de las últimas horas restringieron los ofrecimientos en el mercado de Liniers y los compradores cambiaron la selectividad del arranque por firmeza en las dos últimas ruedas.

Por |
Liniers finalizó la semana con un entrada reducida.

Liniers finalizó la semana con un entrada reducida.

08deAgostode2015a las10:04

MERCADO DE LINIERS

Como sucede cada lunes la oferta resulta escasa para los distintos operadores que llegan a este recinto. Los conjuntos subastados fueron vendidos dentro de un clima de absoluto interés, donde la demanda no dudo en sostener los valores de la pasada semana.

Sorprendió la pobre entrada en la segunda ronda de trabajo. Esto generó ventas dinámicas, generando utilidades de 10 y 20 ctvo. en novillos, novillitos y vaquillonas. En tanto que los terneros y las vacas de consumo sufrieron quitas de hasta 20 ctvo. El resto de lo puesto a la venta no tuvo cambio alguno.

 Producto de una mejora en los ingresos, el miércoles los terneros sufrieron quitas de hasta 10 ctvos. Solamente las vaquillonas lograron una ganancia del mismo valor. La calidad encerrada fue de buena terminación. 

Luego de un jueves donde el mercado llevo adelante el tradicional remate especial con hacienda Angus y sus cruzas, la plaza porteña el viernes finalizó la semana con un entrada reducida, como consecuencia de las lluvias que se registraron en una amplia zona de producción. Los números en la mayoría de los conjuntos crecieron entre 10 y 20 ctvo. por kilo.

MERCADO DE GANADO ROSARIO

Empezaron los negocios del mes de agosto en base a una oferta que no varió con respecto a lunes anteriores. Si bien los precios no sufrieron alteraciones, el final del trabajo dejó una ambiente animado producto de compradores muy activos para desarrollar su trabajo.

Mejoró considerablemente la oferta el día miércoles, las condiciones de plaza se mantuvieron inalterables con respecto a la última ronda. Los números no se modificaron y la plaza nuevamente concluyó su trabajo con agilidad y firmeza.

Nada se alteró en la última rueda de negocios, la oferta rondo las 500 cabezas y la demanda llevó adelante su trabajo de manera animada para todos los conjuntos livianos, categorías que sostuvieron sus respectivos valores corrientes. Las vacas en sus distintos tipos y clasificaciones fueron comercializadas dentro un clima firme.

Temas en esta nota