En qué consiste la guerra de monedas a la que todos temen

Pese a que desde el gobierno de Japón niegan dobles intenciones en la devaluación del yuan, esto trajo preocupación y desconfianza en el mundo.

Por
En Argentina, el panorama externo se suma la incertidumbre electoral local que determinará si la próxima devaluación del peso será gradual o abrupta.

En Argentina, el panorama externo se suma la incertidumbre electoral local que determinará si la próxima devaluación del peso será gradual o abrupta.

15deAgostode2015a las10:30

Cuando uno escucha la palabra guerra se imagina de por medio armas, violencia y muertes. En este caso se está lejos de esa concepción y se limita a una metáfora en la que las consecuencias son financieras y económicas. 

En los últimos años con la recuperación, aún lenta, de la economía de los Estados Unidos el dólar comenzó a debilitarse y esto empezó a empujar a otros países a seguir la misma política. Esta estrategia utilizada con esta divisa, utilizada para el comercio exterior, le resta competitividad al resto de los países. Es por ello que los gobiernos devalúan sus monedas. 

Recientemente Japón comenzó a devaluar el yuan y esto trajo preocupación en el mundo. Y pese a que el Gobierno nipón niega que se esté en medio una “guerra de monedas”, lo cierto es que en los hechos esto ya comenzó a suceder.

Otros países han tomado medidas en ese sentido, aunque por supuesto no es lo mismo que lo realicen países emergentes como Brasil, México o India a que lo haga un país desarrollado como Japón. 

Ayer, el economista del Banco Central Ma Jun desestimó que China esté iniciando una guerra de monedas y afirmó que el país no necesita debilitar la divisa dado que se espera que las exportaciones repunten en el segundo semestre.

Esto no es la primera vez que sucede. En el año 2010 también se desencadenó otra guerra de monedas aunque con características algo diferentes. En ese momento, Estados Unidos debilitaba su moneda y esto trajo un aluvión de billetes en distintos países. En aquella oportunidad las autoridades monetarias salían a comprar billetes para que el precio de sus monedas no decaiga. Hoy es totalmente lo contrario, por lo general los bancos centrales salen a vender billetes para devaluar.

Hoy las tasas en EE.UU. siguen en mínimos históricos pero la Reserva Federal ya habla de distintas fechas de vencimiento en el corto plazo.

Mientras esto sucede, Argentina hace micro devaluaciones de apenas medio centavo día a día, que según distintos sectores de la economía no son suficientes.

En medio de un año electoral, los candidatos prometen distintas medidas respecto al dólar y en el mercado ya descuentan que el próximo gobierno deberá hacer una corrección cambiaria. La diferencia entre si gana el oficialismo o la oposición está en la manera en que se realizará la devaluación, ósea si será gradual o abrupta.

Temas en esta nota