El Gobierno emite hoy bonos atados al dólar y sondea expectativas de devaluación

El Ministerio de Economía buscará hoy el equivalente en pesos de u$s 500 millones a través de bonos Bonad 2017.

Por
El ministro de Economía, Axel Kicillof, se medirá con el mercado

El ministro de Economía, Axel Kicillof, se medirá con el mercado

18deAgostode2015a las08:42

El Ministerio de Economía buscará hoy el equivalente en pesos de u$s 500 millones a través de bonos Bonad 2017, un instrumento dollar linked, atado a la evolución del tipo de cambio, que vence en febrero de 2017. La colocación servirá no sólo para financiar al Tesoro, sino también para sondear las expectativas de devaluación del mercado.

La cartera que conduce Axel Kicillof venía emitiendo instrumentos en pesos, los Bonac, con los que pagaba una tasa anual de alrededor del 26%. La semana pasada, mientras el debate en torno al tipo de cambio se acrecentaba al calor del fortalecimiento del dólar y las devaluaciones del real y del yuan chino, anunció que buscaría financiarse con un instrumento dollar linked, que pagará la devaluación de aquí a febrero de 2017 más un 0,75%.

La colocación atada al tipo de cambio llega en momentos en que la brecha entre el dólar oficial y el paralelo se disparó a 63%. Será una suerte de competencia. Si el mercado apuesta a una devaluación, deberá sobresuscribir el bono. Economía podrá tomar esa sobreoferta, como viene ocurriendo con el Bonac. La tasa, variable, la definirá el próximo gobierno, y dependerá del tira y afloje entre quienes aseguran que no habrá una corrección brusca del tipo de cambio y quienes dejan entrever una devaluación más fuerte. Según una encuesta de la firma FocusEconomics a 33 consultoras, el dólar oficial rondará los $ 14,04 en diciembre de 2016, lo que significaría una devaluación del 52%. "Entre las medidas que se han intentado (para contener el blue) (...) esta es la única sustentable y, más importante, la única que tiene un antecedente probado positivo", afirmó la consultora ACM en un reporte. Recordó cuando, en el cuarto trimestre de 2014, el Gobierno apeló a los instrumentos dollar linked para contener la brecha cambiaria.

La iniciativa, siguió ACM, llega en un momento perfecto para el mercado, "mientras la dolarización de los portafolios ha ido claramente en aumento". La consultora estimó que el target de u$s 500 millones (unos $ 4600 millones) "debería ser relativamente fácil de alcanzar", ya que, además de para inversores institucionales, "el instrumento es atractivo también para el sector corporativo y los fondos de inversión que estaban cortos en activos de este segmento particular del mercado".

El instrumento atado a la evolución del dólar llega en momentos en que las devaluaciones del real y del yuan, entre otras monedas, y la crisis de competitividad de las economías regionales presionan sobre el tipo de cambio.

El jueves, en un almuerzo con empresarios, el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, aseguró que el valor del dólar en un eventual gobierno suyo lo fijará el mercado. Fue una manera elegante de anticipar una devaluación. Economistas de su espacio admiten que el valor de la divisa está en un intermedio entre la oficial y la informal.

Referentes del sciolismo y el kirchnerismo le salieron al cruce. El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, rechazó acelerar la devaluación. Ayer, la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, afirmó que al dejar que el mercado fije el valor del dólar "salen ganando los mismos de siempre y los que pierden son los trabajadores".

Esa es la tensión que vive el sciolismo. Otro asesor del candidato oficial, Mario Blejer, afirmó que "en el mercado cambiario no hay gradualismo".

Temas en esta nota