La Reserva Federal, más cerca de un alza de tasas en su reunión de julio

Una mejora del mercado laboral estadounidense acercó aún más a la Reserva Federal a un alza de tasas en su reunión de julio.

Por
Yellen intenta no confundir a los mercados.

Yellen intenta no confundir a los mercados.

20deAgostode2015a las08:34

Una mejora del mercado laboral estadounidense acercó aún más a la Reserva Federal a un alza de tasas en su reunión de julio, pero algunos funcionarios siguieron preocupados de que la débil inflación y una frágil economía mundial representaran un gran riesgo para comprometerse a un "despegue", mostraron ayer las minutas del organismo. Los miembros de la Fed indicaron en la minuta que se publicó ayer que, si bien el contexto general necesario para elevar los tipos ha mejorado en los últimos meses, la mayor parte de los miembros del organismo consideran que aún no es suficiente para introducir cambios en la política monetaria. 

El mensaje de la Fed es claro: "Se acercan las condiciones para subir las tasas de interés". Sin embargo, su interpretación no lo es tanto. Aunque es un agregado a lo que venían reflejando las actas de las reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés), hubo varios miembros que pidieron paciencia y todos han constatado que la inflación es débil y aún está lejos del 2%, el objetivo del banco central estadounidense. 

La directora de la Fed, Janet Yellen, dijo con anterioridad que el cambio de tasas se produciría este año, pero que las informaciones de la minuta -que se conoció ayer y remite a la reunión que se llevó a cabo a fines de julio- dejan claro que la medida no se producirá en el corto plazo.

Muchos analistas contaban con un aumento de las tasas para septiembre. Otros contemplaban la posibilidad de que el giro no se produciría hasta fines de año. Las tasas continúan desde 2008 entre un 0% y un 0,25%. La Fed está observando la evolución de los índices de desempleo y de la inflación para tomar una eventual medida. De esta manera, la entidad apunta a que la inflación se acerque al 2%. Sin embargo, en julio se situó en un 0,2%, muy por debajo de la meta fijada por el organismo. Además, la inflación frenó su crecimiento en julio tras registrar un aumento del 0,1% con respecto a junio, cuando el índice de los precios al consumo aumentó un 0,3%, mientras que en mayo fue un 0,4%. La denominada inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de energía y comida, fue del 0,1%, y con respecto a los últimos doce meses, la inflación básica fue del 1,8%.

Temas en esta nota