Se avecina una campaña 2015/16 complicada

Los precios internacionales y los pronósticos climáticos hacen suponer que la próxima campaña podría verse comprometida.

Por |
Fuente: Márgenes Agropecuarios.

Fuente: Márgenes Agropecuarios.

28deAgostode2015a las16:20

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2016 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Los resultados proyectados, tanto para siembras en campo propio como en campo arrendado, muestran quebranto en todos los cultivos y en todos los rindes del rango que se muestra.

Ante semejante panorama, el productor no puede saltearse la campaña y dejar de sembrar, ya que debe hacer frente a costos fijos, que absorberían el poco capital disponible.

Pocos productores sembraron trigo en la zona que se sembrará luego con soja de 2ª. Hay que elegir entre el maíz y la soja. La ecuación conformada por la suma de costos directos, gastos de estructura o indirectos, cosecha y costos de comercialización por un lado, y el precio a cosecha por otro, determina la cantidad de kg/ha que es necesario obtener para cubrir la totalidad de costos. Este es el rinde de indiferencia. En este caso, los rindes de indiferencia que muestra la soja son más "logrables" si el clima acompaña.

Rindes en campo propio

Para siembras en campo propio por administración, los rindes de indiferencia necesarios para cubrir el total de costos son:

  • 56 qq/ha en trigo
  • 27 qq/ha en soja de 2ª sembrada sobre trigo
  • 118 qq/ha en maíz
  • 43 qq/ha en soja de 1ª

Rindes en campo arrendado

En campo arrendado el rinde de indiferencia para cubrir costos totales es:

  • 53 qq/ha en trigo
  • 26 qq/ha en soja de 2ª
  • 108 qq/ha en maíz
  • 41 qq/ha en soja de 1ª

Márgenes finitos

A la vez, en vista de que el capital disponible es escaso y los productores necesitan financiación creciente por los altísimos costos, gravita mucho en la decisión de siembra el monto a invertir por hectárea en cada cultivo.

En este aspecto y tal como surge del cuadro, el maíz lleva las de perder, ya que con la inversión requerida para sembrar una hectárea de maíz (costos directos sin incluir cosecha) es posible sembrar 1,56 has de soja. La superficie a sembrar con maíz tendrá una fuerte caída, tal como sucedió con el trigo.

El primer frente de tormenta que tiene el productor son los precios, cuya baja impactó de lleno en el poder de compra de los granos para financiar la nueva campaña. Los commodities siguen en baja ante la buena evolución de la cosecha en EE.UU.

Este efecto negativo se multiplica fronteras adentro por el importante efecto recesivo de las retenciones a las exportaciones.

El otro frente de tormenta es climático y tiene que ver con evento de El Niño, que ya mostró su potencia y sus efectos y será de mucha gravitación en la campaña agrícola. La campaña será difícil en todos los frentes.

Temas en esta nota