Temor por China volvió a golpear a mercados: Wall Street se hundió 2,8%

Entre los factores negativos se encontraban los malos datos económicos en China, una brusca caída del petróleo y la incertidumbre sobre la posible suba de los tipos de interés en Estados Unidos.

Por
Tras meses prácticamente dando por hecho que la Reserva Federal (Fed) elevaría los tasas este mes, los operadores ya no están seguros.

Tras meses prácticamente dando por hecho que la Reserva Federal (Fed) elevaría los tasas este mes, los operadores ya no están seguros.

01deSeptiembrede2015a las18:57

Wall Street cerró con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales cedió un 2,8% afectado por los malos datos económicos en China, una brusca caída del petróleo y la incertidumbre sobre la posible suba de los tipos de interés en Estados Unidos.

Al cierre de la sesión, el Dow Jones bajó 469,68 puntos hasta 16.058,35 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió un 2,96 % o 58,32 enteros hasta 1.913,86. Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió un 2,9% o 140,40 puntos, hasta situarse en 4.636,10, borrando las ganancias acumuladas a lo largo del año.

Tras dos sesiones de relativa calma, la primera jornada de septiembre devolvió la inestabilidad al parqué neoyorquino, que desde primera hora registró claros descensos como consecuencia de las noticias que llegaban de China.

Los inversores reaccionaron de esta forma a los datos que mostraron un retroceso de la actividad industrial en el gigante asiático durante agosto, cuando entró en nivel de contracción.

Las cifras alimentaron de nuevo la preocupación sobre el rumbo de la segunda economía del mundo, que ya provocó grandes pérdidas en Wall Street durante agosto, mes que se cerró como uno de los peores de los últimos años para la bolsa de Nueva York.

Este martes, las pérdidas siguieron aumentando a lo largo de la jornada y el Dow Jones llegó a caer momentáneamente más de 500 puntos, arrastrado por una creciente incertidumbre sobre qué ocurrirá con los tipos de interés en Estados Unidos.

Tras meses prácticamente dando por hecho que la Reserva Federal (Fed) elevaría los tasas este mes, los operadores ya no están seguros después del difícil verano que han vivido los mercados.

Unos comentarios del presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, diciendo que la meta de empleo se alcanzó para subir los tasas, pero señalando que eso no está tan claro en el ámbito de la inflación, reavivó esas dudas.

Según los analistas, ese clima de incertidumbre explica en gran parte las pérdidas generalizadas vividas a lo largo del día, incluso para aquellas empresas que no están expuestas directamente a la situación china.

Por sectores, las mayores pérdidas fueron para el energético, que se dejó un 3,7% tras un nuevo desplome del precio del petróleo.

El crudo de Texas cerró hoy con una caída del 7,7 % hasta los 45,41 dólares el barril, poniendo fin de forma abrupta a la buena racha que mantenía desde el pasado jueves.

También vivieron fuertes retrocesos el sector financiero (-3,49 %) y el tecnológico (-3,3%), en un día en el que los treinta valores del Dow Jones terminaron en rojo.

Las pérdidas más fuertes fueron para Apple, la mayor compañía del mundo por capitalización bursátil, que perdió un 4,3% a lo largo del día. También sufrieron duros golpes la petrolera Exxon (-4,2%), JPMorgan Chase (-4,1%) y Microsoft (-3,9%). 

También se vieron cifras débiles para la economía de Estados Unidos. El ritmo de crecimiento del sector manufacturero del país se frenó en agosto a su nivel más débil en más de dos años, según el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM).

El nerviosismo de los inversores aumentó por las declaraciones de la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien dijo que el crecimiento económico mundial probablemente será más débil de lo que se esperaba.

En otros mercados, el petróleo de Texas se hundió 7,7% a 45,41 dólares el barril, en una corrección tras los fuertes avances que ha tenido en las últimas jornadas. 

Por su parte, las bolsas europeas cerraron el martes también con fuertes caídas, superiores al 3% en Londres, provocadas por la preocupación por el dinamismo de la economía china.

El índice FTSE-100 de la plaza londinense perdió un 3,03%, en tanto que el Dax de Fráncfort retrocedió un 2,38% y el CAC 40 de París un 2,40%. Además, el IBEX 35, cayó un 2,6%, y el FTSE MIB Index del Milan perdió un 2,2%.

En tanto, las acciones chinas iniciaron el mes de manera accidentada en una sesión donde los principales índices cayeron hasta un 5% durante gran parte de la rueda. Al final de la sesión, los mercados lograron una cierta recuperación cuando un rebote en las acciones principales contrarrestó parcialmente el declive de los valores de segundo nivel.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 0,1 por ciento, a 3.362,08 puntos, y el índice compuesto de Shanghái perdió un 1,3%, a 3.166,62 puntos.

Tokio

La bolsa de Tokio cayó casi 4% este martes al cierre, de nuevo arrastrada también por la inquietud sobre la economía china tras la publicación de un indicador que confirma la fuerte contracción de la actividad manufacturera en agosto.

El Nikkei de los 225 valores principales cerró con una caída de 3,84% (-724,79 puntos), hasta 18.165,69 puntos.

El índice ampliado Topix perdió por su parte 3,83% (-58,94 puntos), hasta 1.478,11 puntos.

El parqué de Tokio también se vio arrastrado por la subida del yen frente a las principales divisas, un movimiento desfavorable para los exportadores nipones. El dólar oscilaba en alrededor de 120,37 yenes, retrocediendo respecto el lunes al cierre, mientras el euro cedía hasta 135,91 yenes.

Temas en esta nota

Cargando...