Agricultura de precisión: tecnología a medida

Uno de los paneles del segundo día del Congreso de Malezas desarrolló las ventajas y oportunidades de un sistema que responde a las necesidades de cada lote: la agricultura de precisión.

Por |
10deSeptiembrede2015a las14:12

“La agricultura de precisión implica adaptar las diferentes prácticas a las necesidades y características de cada lote”, explicó César Fernández Quintanilla referente del Instituto de Ciencias Agrarias (España), en diálogo con fyo, enfatizando sus ventajas: “Esta tecnología permite un mayor ahorro de insumos, entre otras cosas, porque el productor puede analizar cada hectárea y aplicar sólo la dosis requerida. De hecho, también puede diferenciar densidades de siembra”.

Desde este punto de vista, la gestión localizada de malezas es una herramienta realmente muy útil que reafirma los conceptos y fundamentos de la agricultura de precisión.

A este respecto, Fernández Quintanilla expresó: “Dicha metodología permite, como su nombre lo indica, ‘localizar’ en qué lugar preciso se encuentran las malezas, ya que muchas veces no están en todo el lote sino sólo en algunas zonas específicas”, sostuvo, y agregó: “De esta manera, se puede controlar exclusivamente esa región y dejar sin tratar aquellas parcelas que no registran problemas”.

La robótica en la detección de malezas

De acuerdo a los dichos del representante del Instituto de Ciencias Agrarias, la detección de malezas ha evolucionado en los últimos años. De satélites o aviones de alto vuelo, se ha logrado pasar a sensores que ofrecen una mayor precisión en la imagen.

“La detección aérea se viene haciendo desde hace tiempo, pero con sistemas un poco rudimentarios porque no pueden hacerse detalladamente”, admitió Fernández Quintanilla en el marco del Congreso de Malezas, al momento que agregaba: “Por eso han aparecido sensores terrestres y los famosos drones que brindan mayor precisión en los datos”.

Como si esto fuera poco, ya se ha comenzado a hablar de los equipos autónomos, que no son comandados por nadie. Sin embargo, este tipo de tecnología aún muestra algunas insolvencias.

“La principal desventaja tiene que ver con los problemas de seguridad. Al tratarse de un vehículo que está funcionando solo por el campo, existen algunos riesgos para animales o productores que puedan cruzarse. Por eso, se trata de dotarlos de medidas de seguridad y operarlos con mucho cuidado”, explicó César.

Otro de los perjuicios detallados es que cuando la maleza se encuentra en los primeros estadíos de crecimiento, prácticamente no puede ser detectada.

A pesar de estos escenarios, Fernández Quintanilla apuesta al avance de esta tecnología y el estudio pormenorizado de las malezas para su efectivo control. “Hemos llegado hasta acá y todavía hay muchos interrogantes, pero seguimos avanzando por buen camino”.

Temas en esta nota