Yellen avisa: “Las tasas pueden subir este año”

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo ayer que espera que el banco central estadounidense comience a subir las tasas de interés este año.

Por
Yellen se descompuso sobre el cierre de su disertación.

Yellen se descompuso sobre el cierre de su disertación.

25deSeptiembrede2015a las08:43

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo ayer que espera que el banco central estadounidense comience a subir las tasas de interés este año siempre que la inflación se mantenga estable y si la economía está lo suficientemente sólida como para impulsar el empleo.

"La mayoría de los participantes del FOMC (Comité de Política Monetaria), incluyéndome, actualmente anticipa que alcanzar estas condiciones probablemente implicará un incremento inicial en los fondos federales más adelante este año, seguido de un ritmo gradual de endurecimiento posterior", dijo Yellen en comentarios preparados para dar en la Universidad de Massachusetts, Amherst.

Tal como está, afirmó Yellen, las perspectivas para la economía de Estados Unidos "aparecen en general sólidas". La decisión de la Fed de no subir las tasas por primera vez después de casi una década era en cierta medida esperada, dada la reciente liquidación en los mercados financieros mundiales que fue generada por los temores de que la economía de China se encuentra más débil de lo que se estimaba.

Sin embargo, Yellen aseguró que es mejor no retrasar "demasiado" lo que sería un ritmo "muy gradual" de futuros incrementos de los fondos federales. "La estrategia más prudente es comenzar a endurecer de una forma oportuna y a un ritmo gradual, ajustando la política como sea necesario a la luz de los datos entrantes", afirmó.

Yellen, hablando una semana después que la Fed retrasó una anticipada alza de tasas, comentó que ella y otras autoridades de la Fed no esperan que los recientes desarrollos económicos y financieros mundiales afecten significativamente la política monetaria del organismo. 

El mensaje, junto con la opinión de Yellen de que la reciente debilidad en la inflación es probablemente transitoria, podría ser una sorpresa para algunos inversores que tomaron la decisión del organismo como una señal de que el endurecimiento monetario ya no era inminente y podría producirse el próximo año. Mucha de la reciente debilidad en la inflación se debe a factores especiales y probablemente temporales, como la fortaleza del dólar y los bajos precios del petróleo, dijo Yellen, lo que permitiría que los precios al consumidor avancen hacia el objetivo del 2% en los próximos años.

Yellen y el FOMC -que fija la política monetaria- esperan que la mayor economía mundial sea lo suficientemente sólida como para lograr el máximo empleo y mantener las expectativas de precios estables, afirmó la jefa de la Fed. Al FOMC le quedan dos reuniones antes de que concluya el año: el 27 y el 28 de octubre y el 15 y el 16 de diciembre. 

Temas en esta nota