El FMI advierte que una suba de tasas en diciembre puede ser prematura

Una prematura suba de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) conllevaría un mayor riesgo que dilatar esta decisión un poco más.

Por
"Si por alguna razón la Fed tiene que dar marcha atrás en ese primer aumento de las tasas, los mercados lo considerarán extremadamente importante", señaló Obstfeld.

"Si por alguna razón la Fed tiene que dar marcha atrás en ese primer aumento de las tasas, los mercados lo considerarán extremadamente importante", señaló Obstfeld.

11deNoviembrede2015a las08:31

Una prematura suba de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) conllevaría un mayor riesgo que dilatar esta decisión un poco más, dijo ayer a la agencia AFP el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld.

"No estoy seguro de que los riesgos de actuar sean gigantescos, pero ciertamente son más altos. Si por alguna razón la Fed tiene que dar marcha atrás en ese primer aumento de las tasas, los mercados lo considerarán extremadamente importante", señaló Obstfeld.

El banco central norteamericano dijo que podría aumentar las tasas por primera vez en 9 años en la última reunión de gobernadores de la Fed, que tendrá lugar en diciembre. No obstante, el camino que tomará la Fed en sus deliberaciones del 15 y 16 de diciembre dependerá de los indicadores económicos estadounidenses, señaló Obstfeld. Sin embargo los permanentes interrogantes respecto a los niveles de empleo e inflación podrían justificar que el organismo dilate su decisión, aclaró el funcionario.

La perspectiva de tasas estadounidenses más altas, que se encuentran en un nivel cercano a cero desde fines de 2008, mantiene en vilo a los mercados porque encarecerá los préstamos que pidan los gobiernos y las empresas, en momentos de ralentización de la economía global.

En tanto, de acuerdo al economista, el Banco Central Europeo (BCE), deberá continua por el camino contrario a la Fed. El BCE "tendrá que mantener su estrategia de expansión [monetaria] y bajas tasas de interés. La inflación [europea] sigue siendo débil, el desempleo permanece alto y el crecimiento sigue lento. Cualquier opción de política [monetaria] es bienvenida", apuntó Obstfeld.

Temas en esta nota

Cargando...