CLIMA
Rosario
lunes 9
Estado clima
17° | 36°

Nublado parcial

martes 10
Estado clima
20° | 38°

Nublado parcial

miércoles 11
Estado clima
21° | 38°

Chaparrones

Financiero

El real, en el subsuelo: cerró en el valor más bajo de su historia

La moneda brasileña se devaluó ayer un 1,49% y cerró en el valor más bajo de su historia a 4,166 reales por dólar. A fines de septiembre, el real había anotado su piso anterior.

Por Ambito Financiero

  • real subsuelo cerro valor mas su historia
    La suba del dólar no se detiene en Brasil.

La moneda brasileña llegó a caer a 4,17 por dólar durante la rueda, pero moderó su retroceso al cierre.

A fines de septiembre, el real había anotado su piso anterior, a 4,145 por dólar, desde su entrada en circulación en 1994.

El real se ha debilitado casi un 5% frente al dólar en lo que va de enero, después de depreciarse un 32% en 2015. La tendencia suma presión a las monedas de los socios comerciales regionales de Brasil, sobre todo la Argentina, que terminó el año pasado con una corrección fuerte del valor del dólar.

En una decisión que sorprendió al mercado, que había anticipado un alza de hasta medio punto porcentual, el Banco Central mantuvo el miércoles la tasa de interés de referencia en 14,25% anual, atendiendo al "actual balance de riesgos" en un escenario de "incertidumbres domésticas y, principalmente, externas". 

"Sin duda la caída del real se debe a esa decisión, porque inversores buscan activos alternativos para protegerse de la inflación, entre ellos el dólar", explicó Paulo Gomes, economista da Azimut Brasil Wealth Management.

Al igual que otros analistas de mercado, Gomes considera que la decisión en sí no fue equivocada, pero sí fueron erradas las señales del BCB en el mismo día en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó más a la baja sus previsiones de caída para la economía brasileña para el año. 

"El mayor problema fue la forma en que se hizo, no tanto la decisión. En la víspera, el Banco publicó una nota en la que decía que tomaría en cuenta todas las informaciones disponibles, pero nunca emite ese tipo de opiniones un día antes de decidir sobre las tasas", añadió. 

Ante eso, en el mercado se instaló la sospecha de que la presidenta, Dilma Rousseff, intervino en la decisión del Central para evitar un alza de tasas y, con ella, un nuevo daño a una economía sumida en una profunda recesión.

Los inversores temen que la mandataria esté regresando a las políticas intervencionistas de su primer mandato, que erosionaron severamente la confianza en una economía que en un momento fue la preferida de Wall Street.

Confusión

Rousseff, quien enfrenta un procedimiento de juicio político que se activará el mes que viene, ha enviado señales dispares a los inversores, con promesas tanto de avanzar con la austeridad y combatir la inflación como con medidas de aliento al crédito.

Proyecciones privadas apuntan a una retracción del 3,7% del PBI el año pasado, y el propio FMI corrigió a la baja sus mal pronóstico para el actual, que pasó de -1% a -3,5%.

Además, Brasil cerró el año pasado con una inflación del 10,67%, muy superior al techo de la meta del 6,5% prevista por el BCB. Y ayer acumuló más malas noticias.

Por un lado, el país perdió más de 1,5 millón de puestos de trabajo formales en 2015, el peor resultado en 24 años.

Además, la recaudación tributaria federal bajó en 2015 a su menor nivel en cinco años.

Por último, se sumó al panorama sombrío un informe de Serasa Experian, según el cual un récord de 59 millones de brasileños terminó el año pasado con atrasos en el pago de cuentas de servicios básicos, con incumplimientos en la cancelación de préstamos o entregando cheques protestados, un efecto del aumento del desempleo y del costos del crédito.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro