Buryaile sostuvo que el asado debería costar $ 90 el kilo

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, sostuvo ayer que el precio de venta al público del asado debería ser de $ 90 el kilo.

Por
Buryaile: "Si bien el precio bajó un poco, aún es elevado".

Buryaile: "Si bien el precio bajó un poco, aún es elevado".

09deFebrerode2016a las07:27

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, sostuvo ayer que el precio de venta al público del asado debería ser de $ 90 el kilo, porque remarcó que el valor de la costilla a la salida del frigorífico es de $ 65. Reconoció que si bien el precio bajó un poco, aún es elevado.

Dijo que en las últimas semanas "el asado estaba entre $ 140 y $ 160 el kilo", y que hoy bajó un 20%, hay a $ 110. Sin embargo, consideró que "ese valor todavía sigue siendo alto porque el precio de salida de industria de la costilla es de $ 65".

Ante la consulta de cuánto debería costar el kilo de asado, el ministro respondió: "$ 90, que es un margen lógico para los $ 65 que tiene a la salida de fábrica".

El funcionario afirmó que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia "va a empezar a ponerle coto a un margen de especulación muy alto".

Transparentar la comercialización

"Yo creo que lo que hay que hacer es transparentar la comercialización, transparentar los precios, porque cuando una sociedad está informada es una sociedad que puede tomar decisiones", sostuvo Buryaile. Sobre el sector externo, evaluó que "va a llevar un tiempo volver a exportar", pero estimó que el año próximo se venderán "alrededor de 300.000 toneladas de carne, cuando en realidad se exportaba normalmente alrededor de 500.000, 600.000, y se llegó a exportar 750.000 toneladas".

"Va a ser un proceso lento, pero de recuperación de los mercados internacionales", concluyó el titular de la cartera agraria.

Por su parte, la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas advirtió que el consumo de carne "muestra preocupantes señales de debilidad" por los precios de los distintos cortes. Según la entidad, "el consumo, que todavía es el 93% de la demanda, ha mostrado sus límites y la exportación pese a la drástica mejora en sus ingresos, todavía no arranca".

La Federación alertó que "el consumo popular muestra preocupantes señales de debilidad, porque los valores de la carne al mostrador han quedado en niveles que no guardan relación con el precio de la hacienda, especialmente si se consideran los precios de los cortes de los supermercados".

Además, señaló que "las faenas de noviembre y diciembre fueron un 6% más bajas que el año anterior. Gran parte de esa hacienda retenida a la espera de las elecciones, de los cambios económicos y de la devaluación estuvo saliendo a la venta en enero, en un momento en que el consumo muestra debilidad".

También añadió que "la exportación, después del parate de la mayoría de las grandes fábricas para las fiestas de fin de año, ha mejorado sustancialmente su ingresos después de la devaluación, pero todavía nuestro novillo está bien por arriba de la cotización de Brasil o Paraguay y algo por arriba de Uruguay, país que tiene más y mejores mercados abiertos que nosotros".

"Se descuenta que los embarques al exterior van a ir creciendo en los próximos meses, especialmente si se prolonga esta preocupante situación del consumo interno. Más cortes de la res que hasta hace poco iban al consumo ahora van a ir a la exportación", concluyó.

-----------------------------------------------------------------------------------
Mantenete actualizado las 24 hs con toda nuestra información en:

Facebook: fyo.online
Twitter: @fyo_online
Youtube: Videos fyo
Instagram: fyo.online
Google plus: +fyo_online
Sitio web: www.fyo.com

Temas en esta nota

Seguí leyendo