Mercado local, en la víspera de la llegada fuerte de la cosecha

Estamos operando en la víspera de la llegada fuerte de la cosecha de soja en la Argentina. Esto hará que los precios seguramente desmejoren.

Por |
En ese tenor veníamos operando hasta hace quince días.

En ese tenor veníamos operando hasta hace quince días.

14deMarzode2016a las08:21

Estamos operando en la víspera de la llegada fuerte de la cosecha de soja en la Argentina. Esto hará que los precios seguramente desmejoren, y en ese tenor veníamos operando hasta hace quince días. Sin embargo, aparecieron los fondos en Chicago, que estaban muy vendidos, y con apoyo de los mercados financieros empujaron a la suba y nos dan la chance de capturar buenos valores antes de que los precios se acomoden a la baja. Sin embargo, el productor local sigue apático en las ventas de soja.

USDA sin grandes novedades

La semana pasada se publicaron los datos del USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.), pero no trajeron cambios significativos. Para EE.UU., el cuadro de oferta y demanda quedó igual al del mes pasado. En tanto, en soja se tomó nota de que la demanda para molienda venía más lenta, se hizo un ajuste menor y los stocks terminaron subiendo en 280.000 toneladas.

A nivel internacional los cambios tampoco fueron moneda corriente. En maíz la producción sudafricana bajó 500.000 toneladas más, mostrando que el problema es más grave de lo que parece. Este país, que habitualmente exportaba 2 millones de toneladas, pasa así a tener que comprar unos 3 millones de toneladas. Pero en un mercado de 150 millones de toneladas de comercio exterior, esto es un elemento menor.

En trigo se redujo la producción de Australia en 1,5 millón de hectáreas. Aunque en un mercado con stocks internacionales récord de casi 248 millones de toneladas, tampoco es significativo.

Sin embargo, los precios subieron. Esto ocurrió porque los fondos estaban muy vendidos y salieron a cerrar posiciones. El liderazgo de la suba viene por un lado del trigo, donde el clima seco en EE.UU. sigue generando temores en los operadores, mientras que por otro lado la demanda está algo más activa. También ayudó la mejora del petróleo, que apuntaló a los biocombustibles, pero estamos lejos de ver un cambio copernicano de fundamentos.

Pensando más en el largo plazo, se viene un año con menos soja y más maíz. Tal será el caso del área de EE.UU. En Brasil también los productores apuestan a la safrinhia, mientras que en la Argentina ya se habla de 1 millón de hectáreas adicionales de este cultivo. Si ése es el caso, el precio del maíz podría sufir en adelante.

Por el lado de la soja se esperan mermas de área, y además la demanda muestra firmeza. Sus precios deberían ser interesantes.

Mercado local de granos

En el plano local el interés de los compradores de maíz persiste, toda vez que siguen teniendo una posición neta vendida y se siguen anotando nuevos negocios. En trigo pasa todo lo contrario: si bien hay ventas, éstas son esporádicas, y las compras de hecho marchan más veloces.

En el mientras tanto se comenzaron a juntar los precios de cosecha vieja de soja con los de la nueva. Con descarga hasta el 30 de marzo se pagaba $ 3.300 la tonelada, que al tipo de cambio resultaba en u$s 223 la tonelada. Pero el precio para abril pasaba a u$s 212 la tonelada.

Vale la pena mencionar también que si la venta se pudiera postergar hasta noviembre, podrían conseguirse u$s 236 la tonelada a través del Mercado a Término. Esto implica un premio equivalente a una tasa del 16% anual. Esto es una invitación para que los productores posterguen ventas a noviembre y que tomen financiamiento del mercado bancario, que para tasas en dólares está bien por debajo de esa magnitud.

(*) Profesor investigador del Centro de Agronegocios de la Universidad Austral.

-----------------------------------------------------------------------------------
Mantenete actualizado las 24 hs con toda nuestra información en:

Facebook: Agrofy.News
Twitter: @AgrofyARG
Youtube: Agrofy Videos 
Instagram: AgrofyARG
Sitio web: www.agrofynews.com.ar

Temas en esta nota

Seguí leyendo