Gobierno logró que una amplia mayoría apoye en el Congreso el acuerdo con los buitres

El oficialismo y sus aliados se preparaban para aprobar en la Cámara de Diputados y por amplísima mayoría el acuerdo con los fondos buitre. Seguí el debate en vivo.

Por
16deMarzode2016a las08:30

Con más de 18 horas de debate, el oficialismo y sus aliados se preparaban para aprobar en la Cámara de Diputados y por amplísima mayoría el acuerdo con los fondos buitre, que además tenía previsto comenzar a tratar hoy mismo en el Senado. De no mediar sorpresas, Cambiemos esperaba sobrevolar los 150 votos a favor de la iniciativa, con el respaldo del Frente Renovador (FR), el bloque Justicialista de Diego Bossio, el Partido Socialista, Margarita Stolbizer, Darío Giustozzi y los santiagueños del Frente Cívico, entre otros.

En la vereda de enfrente, se preparaban para votar en contra del proyecto oficial los bloques del Frente de Izquierda, Libres del Sur y, el más numeroso de los opositores, el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV). Esta bancada logró mostrar cohesión a la hora del quórum, dado que ninguno de sus diputados colaboró para abrir la sesión, pero no resistió mucho más que eso y sufrió nuevas bajas durante el debate. 

Algunas voces en diputados

Kicillof: "Un acuerdo que genera inequidad"

Temprano en la tarde, el cordobés Ramón Bernabey anunció que votaría a favor del acuerdo y que se iría del bloque que preside Héctor Recalde. Además, se rumoreaba que los misioneros Maurice Closs y Jorge Franco querían seguir el mismo camino.

Bossio: "Hemos perdido con la peor lacra"

La abultada cosecha de votos que esperaba Cambiemos implicó nuevos cambios al proyecto durante la tarde. Para negociarlos, funcionarios del Poder Ejecutivo se reunieron en el Congreso con los diputados Sergio Massa y Marco Lavagna, del FR. En el Palacio se dejaron ver el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario de Finanzas, Luis Caputo; y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. Según acordaron, la entrada en vigencia del proyecto quedará supeditada a que la Cámara de Apelaciones de Nueva York o, en su defecto, la Corte Suprema de Estados Unidos –si le llega el tema– levanten efectivamente las cautelares que pesan sobre la Argentina. Es decir que si las sanciones no caen, el Gobierno ni siquiera podrá emitir la nueva deuda que le habilita este proyecto.

Marco Lavagna: "Esto no es sacar ventajitas"

Además, por otra de las modificaciones introducidas ayer, esa nueva deuda tendrá una cláusula de acción colectiva para que, en el caso de que también caiga en default, una reestructuración que incluya al 65% de los bonistas cierre posibilidades de eventuales litigios.

Stolbizer: "Si se las saben todas, ¿por qué no arreglaron?"

Como había adelantado este diario, el Gobierno también aceptó ponerle un tope a la emisión de nueva deuda, que se ubicará entre los u$s 12 mil y los 12.500 millones. El número exacto era todavía materia de tironeos al cierre de esta edición. Si algún excedente de ese dinero no se destina al acuerdo con los buitres, deberá destinarse a partidas contempladas en el Presupuesto.

Laspina: "Fue una negociación exitosa"

"Cambiamos una deuda que crece a más del 8,5% por otra que rinde menos del 7,5%. Es un ahorro de diez mil millones de dólares para el futuro sumado a un ahorro adicional: la reducción de la tasa de interés por la normalización de la deuda pública", destacó al respecto Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto. El diputado macrista definió a la negociación que llevó adelante el Gobierno como "tremendamente exitosa".

Contracara de su discurso

La contracara de su discurso fue, claro, el ex ministro de Economía y diputado del PJ-FpV, Axel Kicillof. "Quien vote a favor de esta ley está aprobando pagar 235 millones al señor (Paul) Singer como premio por habernos hostigado todos estos años", lamentó, e insistió en que detrás de los holdouts que no aceptaron este acuerdo también está el dueño de NML Capital.

El debate, que se estiraba áspero entrada la noche, continuará desde hoy mismo –según prevé el Gobierno– en el Senado, adonde el ministro Alfonso Prat Gay volverá a defender el acuerdo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo