Buitres: Senado define ley para el pago

La sesión especial fue convocada para las 10 y se estima que dure, al menos, 12 horas. Miguel Pichetto votará a favor del pago.

Por |
En la sesión especial del Senado se espera convertir en ley el proyecto de normalización de deuda.

En la sesión especial del Senado se espera convertir en ley el proyecto de normalización de deuda.

30deMarzode2016a las09:02

Miguel Pichetto adelantó el final de la trama política de los holdouts en el Senado y confirmó el anticipo de este diario: el jefe del Frente para la Victoria, principal bloque opositor, votará a favor del pago a los denominados fondos buitre, a través de la emisión de 12.500 millones de dólares de nueva deuda. 

El dato es sintomático en relación con el giro del peronismo poskirchnerista: el FpV cuenta en el Senado con quórum propio y una mayoría de 38 humanidades en el recinto sobre un total de 72. El peronismo de la Cámara alta, donde dominan los gobernadores del PJ, se desmarcará de sus colegas de Diputados, donde La Cámpora sigue con poder de veto, voz y voto para sostener incluso al jefe de bancada, Héctor Recalde. El pago a los holdouts había sido aprobado en la Cámara de Diputados también con votos del peronismo opositor, pero sin el apoyo de Recalde, jefe de bancada. En el Senado, su colega Pichetto votará el proyecto de la Casa Rosada apoyado por los gobernadores. Y ayer fue incluso más allá: "Néstor Kirchner hubiese cancelado la deuda con los holdouts".

La sesión especial fue convocada para las 10 y se estima que dure, al menos, 12 horas. Los senadores de Cambiemos, que tendrán al radical Ángel Rozas a cargo del discurso de cierre, aspiran a ofrendarle la sanción definitiva del proyecto al Mauricio Macri antes de que se suba al avión con destino a Estados Unidos, donde participará de la Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington. Partirá de Ezeiza a las 22.30 a la espera de una eventual votación en el Senado que convierta en ley otra eventual salida del país del default tras 15 años. Por eso, el primer tema de la sesión especial no será el pago a los holdouts sino votar, sin margen, la autorización para que el presidente de la Nación viaje al extranjero. 

En principio, al oficialismo le sobran votos en el recinto a partir del aval de los gobernadores del PJ ya que el interbloque Cambiemos tiene un poder de voto reducido a 15 bancas propias (UCR + PRO). Ayer en el segundo piso del Senado se reunieron todos los legisladores del interbloque oficialista. Se resolvió que Julio Cobos y Federico Pinedo sean miembros informantes en la sesión y estimaron que el debate se extenderá unos 800 minutos, aproximadamente 13 horas. 

Sin embargo, la salida de Macri a Estados Unidos obliga a Gabriela Michetti, presidenta del Senado, a asumir interinamente la Presidencia de la Nación. Su lugar al frente de la sesión será ocupado por el senador, y presidente provisional, Pinedo, quien sólo podrá ejercer su voto en caso de un improbable empate. De esos detalles se hablará hoy a primera hora en un encuentro reservado entre Pichetto, Pinedo, Michetti y Rozas.

Pichetto confirmó también que hoy habrá libertad de acción en el FpV a la hora de la votación en el recinto. Claro, al menos una docena de gobernadores peronistas ya habían adelantado su apoyo al proyecto enviado por la Casa Rosada: Hugo Passalacqua (Misiones), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja), Alberto Weretilneck (Río Negro), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta), Lucía Corpacci (Catamarca), Juan Manzur (Tucumán) y Juan Schiaretti (Córdoba). 

Se partirá así el FpV en el Senado, incluso en distritos sagrados para el peronismo como la provincia de Buenos Aires. Juan Manuel Abal Medina votará en contra, la bonaerense María Laura Leguizamón, una de las senadoras más cercanas a Cristina de Kirchner, votará a favor junto al oficialismo.

En la sesión especial del Senado se espera entonces convertir en ley el proyecto de normalización de deuda, que contempla la derogación de las leyes cerrojo, de pago soberano y autoriza la emisión de deuda por u$s 12.500 millones para el cierre del litigio con los fondos buitre. "Es lo mejor para el país", explicó el jefe del principal bloque opositor. El Gobierno cuenta, de antemano, con una importante cantidad de votos ya que a los quince del interbloque Cambiemos se sumarán alrededor once senadores del interbloque Federal, integrado por peronistas disidentes y legisladores de partidos provinciales como el sanjuanino Roberto Basualdo.

También aprobarán la iniciativa los dos senadores por el Peronismo Pampeano: Daniel Lovera y Norma Durango. El progresismo, encarnado en GEN y el Frente Coalición Cívica-ARI sumará a otros dos senadores.

A partir de allí, el Gobierno nacional comenzará a sumar legisladores del Frente para la Victoria, como su titular, el rionegrino Pichetto, y los ocho senadores que ingresaron como kirchneristas por las provincias de Misiones, Santiago del Estero y Entre Ríos. Pero, además, contará con la adhesión de otros senadores del Frente para la Victoria como el correntino Carlos Espínola, el jujeño Walter Barrionuevo, el salteño Rodolfo Urtubey y el santafesino Omar Perotti, entre otros.

Durante la reunión de Labor Parlamentaria se resolvió que, ante la cantidad de senadores que harán uso de la palabra, los miembros informantes hablen sólo 20 minutos y el resto de los legisladores, diez. De ese modo, el Poder Ejecutivo Nacional podría arañar los 48 votos, es decir, los dos tercios de los votos de todos los integrantes del Senado nacional. 

Los votos en contra serían 18, todos del PJ-FPV, incluido Abal Medina, el sanjuanino Ruperto Godoy y el sector alineado con La Cámpora. La rionegrina Magdalena Odarda (Coalición Cívica) estará ausente, mientras que el porteño Fernando Pino Solanas, de Proyecto Sur, concurrirá, pero se retiraría antes de la votación y se desconoce si el riojano Carlos Menem asistirá.

Temas en esta nota

Seguí leyendo