Menos asado para los cordobeses

Un sueldo cordobés compra 15% menos de carne que en 2015. En el primer quinquenio de la última década, la carne estuvo barata, pero subió respecto al salario desde 2010. El pollo aumentó aún más.

Por
Un sueldo cordobés compra 15% menos de carne que en 2015.

Un sueldo cordobés compra 15% menos de carne que en 2015.

05deAbrilde2016a las11:36

La carne es cara o barata según contra qué se la compare. Lo que está claro es que con la devaluación de diciembre y con salarios “viejos” (aún no se plasman en el bolsillo las recientes paritarias) para los argentinos es más caro comprar carne.

El caso de Córdoba

En el caso de Córdoba, un sueldo neto promedio de 12.400 pesos (estimado con la variación salarial a partir de los últimos datos oficiales del segundo trimestre de 2015) puede comprar hoy 95 kilos de nalga de novillito. En el súper, el valor promedia los 131 pesos, según el relevamiento mensual de este diario.

Cabe aclarar que los valores son diferentes a la comparación internacional (ver nota principal) debido a que, en este caso se consideró un solo corte en los supermercados (un canal más caro que las carnicerías), mientras que los datos del sitio preciosmundi consideran un promedio de varios cortes y canales. Este corte de carne vacuna subió 52 por ciento respecto del valor de un año atrás (la mitad, entre noviembre y febrero), mucho menos que los sueldos. 
De esta manera, el salario promedio de un cordobés hoy puede comprar 16 kilos menos que los 111 de marzo de 2015; perdió un 15 por ciento.

Sin embargo, si se compara el promedio de los últimos cinco años (99 kilos), el poder de compra apenas baja tras la devaluación.

El cambio de precios relativos sí se nota respecto del primer quinquenio de la última década cuando la carne estaba mucho más barata. Entre 2006 y 2009, con un sueldo promedio de Córdoba se podían adquirir entre 123 y 150 kilos.

En cambio, el pollo muestra una evolución muy diferente en los últimos 10 años. Los 352 kilos (de un animal entero y fresco, en el súper) que hoy compra un salario, es superior a los 298 de 2006. Esto marca que está más barato, en términos relativos, que entonces.

Sólo en 2009 y en 2015 la carne aviar se abarató en forma sustancial respecto del salario. Un sueldo rendía 426 y 439 kilos de pollo fresco, respectivamente. Por esta razón, la comparación del año pasado con los valores actuales arroja un fuerte encarecimiento de esta carne. Hoy un salario compra un 20 por ciento menos que un año atrás.

¿Más o menos que otros productos?

Una comparación interesante es la de la carne con la nafta, un bien que tiene impacto en los costos de toda la economía.

La relación actual (después de la suba de la nafta de la semana pasada) es similar a la de 2013 y 2014. Respecto a 2015, el combustible se abarató en relación con la carne y esto permite comprar más litros de nafta con un kilo de nalga.

En la última década, hasta 2009, los precios de la nafta eran mucho más baratos en función de la carne. La relación oscilaba entre 4,9 y seis litros.

En cambio, entre 2010 y 2012, el combustible se encareció más (en 2011, se podían comprar solo 9,8 litros de nafta). Después, su precio se abarató en términos relativos a la carne, pero sin volver a los niveles previos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo