El agua no da tregua en Córdoba: rutas cortadas y evacuaciones

Las pérdidas económicas son millonarias. San Justo, Marcos Juárez y Unión están entre los departamentos más afectados.

Por
La localidad de El Tío bajo agua.

La localidad de El Tío bajo agua.

15deAbrilde2016a las08:10

Las lluvias de las últimas semanas agravaron la situación en zonas que, desde hace meses, sufren anegamientos en el este, noreste y sudeste cordobés. Con rutas cortadas el movimiento entre localidades y la logística de la producción está muy complicada. La ruta 19 a la altura de El Tío y La Francia está totalmente interrumpida y también hay desvíos en Arroyito.

Tampoco hay circulación en las rutas 12 y 11, al sur del departamento Marcos Juárez, que ya suman meses de problemas. En el departamento Unión hay interrupciones en la ruta 3. El Camino del Cuadrado -que une Río Ceballos con Punilla- está cortado por tiempo indeterminado ya que las lluvias provocaron el derrumbe de piedras.

Ayer el Gobierno provincial declaró la emergencia agropecuaria en cuatro cuencas del centro y este; la medida incluye los sistemas hidrográficos Carcarañá, Morteros, Río Segundo y San Francisco. La cosecha de granos y el traslado de cereales y de leche está prácticamente paralizada por los anegamientos.

Además de Pozo del Molle -donde la mitad de la ciudad está bajo agua y con hundimientos de construcciones por la suba de las napas freáticas- Morteros, El Tío y La Playosa también registran avance del agua en las zonas habitadas.

En los últimos días se vive una suerte de "guerra del agua" donde pobladores de una zona culpan a otros de "tirarles" el agua e inundarlos. Gente de Pozo del Molle culpa a la construcción de canales clandestinos del anegamiento del pueblo y pretenden identificar a los responsables.

En el caso del departamento San Justo (donde hay unas 50 personas evacuadas) es la falta de sistematización de la cuenca del arroyo de Los Guevara un elemento clave que favorece las inundaciones. Las aguas buscan su desagüe natural en ese canal que es un antiguo cauce del río Xanaes que fue desactivado en los años '20.

"El panorama es desalentador", define el presidente de la Sociedad Rural de San Francisco, Javier Cassineri y explica que se agrava el problema en sectores que sufrieron el temporal de febrero del año pasado. "Hubo obras que durante el invierno pasado no se hicieron, entonces nos vemos complicados", agrega. Por el anegamiento de campos y caminos debieron evacuarse los rodeos y el personal que trabaja en las explotaciones rurales.

En Marcos Juárez la situación de anegamiento lleva meses; el legislador Germán Buttarelli sostiene que el Gobierno "conoce la realidad" pero que las obras se demoran porque las lluvias no paran. "Tal vez haya que tener más ritmo de trabajo. Más máquinas pero con el temporal no se puede trabajar", señala.

 

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo